Ciclismo

«A ver si hay suerte y suena el teléfono»

Alonso y Azkarate, ayer en Tolosa. / IÑIGO ROYO
Alonso y Azkarate, ayer en Tolosa. / IÑIGO ROYO

El urnietarra Mikel Alonso y el lazkaotarra Iker Azkarate sueñan con un merecido salto al profesionalismo. Los ganadores del Lehendakari Txapelketa y del Trofeo Euskaldun se citan para conversar de la temporada y del futuro

IÑAKI IZQUIERDO TOLOSA.

El urnietarra de 20 años Mikel Alonso (Fundación Euskadi) y el lazkaotarra de 23 Iker Azkarate (Caja Rural) han ganado el Lehendakari Txapelketa y el Trofeo Euskaldun, respectivamente, lo que les distingue como mejores corredores aficionados vascos de 2017. Esas credenciales deberían bastar para pasar a profesionales el año que viene. Se citan a mitad de camino, en Tolosa, y la charla brota sin esfuerzo. Son amigos y se nota.

- Mikel Alonso: Estoy contento. Desde el principio me marqué el objetivo de intentar ganar el Lehendakari Txapelketa. Es un triunfo que demuestra regularidad porque se disputa de principio a fin de temporada. Ha sido difícil ganar, porque Txomin Juaristi (Baqué) lo ha estado peleando. Llegamos a estar empatados a puntos, pero al final conseguí el maillot y lo pude mantener. Además he conseguido ganar carreras (tres: Urretxu, Markina y Natxitua) y levantar los brazos es bonito. También quería disputar el Euskaldun, pero no me dejaste y me he tenido que conformar con el segundo puesto.

- Iker Azkarate: ¡Pero al final me apretaste mucho! Eres un corredor muy rápido, te metes en las llegadas y puntúas en todas. Eso me puso en apuros y por eso mismo me he quedado más a gusto al ser capaz de ganar. Yo también me puse el objetivo del Euskaldun desde el principio. Lo he logrado, pero he tenido altibajos, sobre todo porque cogí un virus en verano y me mermó en el rendimiento. También he conseguido dos victorias (Irun y Berriatua), así que contento. Creo que hemos dado el nivel.

- M.A.: Hombre, para ganar el Euskaldun o el Lehendakari hay que tener un nivel, si no es imposible. Creo que hemos demostrado que podemos dar el salto a profesionales. Eres un corredor completo, que sobre todo anda muy bien para arriba. Es verdad que no eres rápido, pero en las carreras duras y en las que terminan en alto siempre estás delante

- I.A.: En subidas, sobre todo largas, te cuesta un poco, pero eres rápido de cabeza y rápido de piernas. De los que no falla cuando llega delante. Muy pocas veces te he visto fallar. Un corredor completo.

- M.A.: Ha sido una pugna bonita, sobre todo al final.

- I.A.: Me has hecho sufrir, pero te he ganado yo así que todo bien (risas). Está difícil, pero, con los proyectos que están saliendo en Euskal Herria, a ver si nos dan la oportunidad. A ver si hay suerte y suena el teléfono.

- M.A.: Es el sueño que tenemos desde pequeños, pasar a profesionales. Es lo que soñamos todos. Como dices, está difícil pero hemos hecho una buena temporada, hemos hecho todo lo que estaba en nuestras manos, y ahora solo nos queda esperar una llamada.

- I.A.: Yo espero poder pasar este año, la verdad. No se me pasa por la cabeza hacer otro año en aficionados, pero después de toda la vida ligado al ciclismo también se hace difícil dejarlo todo de lado y empezar en otra cosa. Espero que nos den la oportunidad. Si no, nos tendremos que dedicar a otra cosa, qué remedio.

«Hemos hecho todo lo que estaba en nuestras manos y ahora solo nos queda esperar» Mikel Alonso, Fundación Euskadi

«La temporada ha sido buena y confío en que los dos tengamos la oportunidad de pasar» Iker Azkarate, Caja Rural

- M.A.: Yo también tengo la esperanza después de la temporada que he hecho. En mi caso, todavía soy sub 23 de tercer año y me quedaría otra temporada en la categoría.

- I.A.: Ya me han dicho que no pasaré con el Caja Rural, pero que me ayudarán a buscar algo. No está fácil. Siempre hemos oído que antes había más equipos, más oportunidades y con resultados como los nuestros era casi seguro dar el salto. Ahora, en cambio, aquí solo existen el Murias y el Caja Rural. Parece que el Burgos puede sacar un Continental Profesional... Y a ver si Landa también saca equipo, eso sería bueno.

- M.A.: De la opción de que nuestro equipo saque Continental no sabemos nada, lo que se lee en la prensa. A ver si va para adelante.

- I.A.: Y si sale algo fuera, pues fuera.

- M.A.: Está claro. Si hay la oportunidad de pasar no se puede desaprovechar. Estoy tranquilo, porque sigo siendo sub 23 y tengo tiempo para hacer una temporada aún mejor y tener más opciones.

- I.A.: Mi padre fue ciclista profesional con el Reynolds, mi hermano también anduvo en bici y he mamado el ciclismo en casa. Desde muy pequeño me gustó y empecé en cadetes. Solo corría en verano, y hasta juveniles fue un juego.

- M.A.: Mi padre también andaba, y anda, en bici, aunque no corrió en profesionales. Siempre le veía en bicicleta, le acompañaba a la Quebrantahuesos y a la Larra-Larrau y al final me entró la afición. Empecé en alevines. Hasta juveniles, es verdad, solo se trataba de pasarlo bien.

- I.A.: En aficionados la cosa ya se pone seria. En juveniles gané un montón de carreras, pero lo que se hace en juveniles no vale para nada. En aficionados, los dos primeros años no me cuidaba mucho pero en la carrera de Legazpi llegué delante y me di cuenta de que sin hacer las cosas bien estaba ahí y de que poniéndome serio podía andar bien. De todas formas, me costó ponerme serio (más risas). Al final me marqué el reto de intentar pasar a profesionales y ahí estoy.

- M.A.: En el primer año de aficionados se nota un cambio brutal. Llegas de ser bueno en juveniles y te encuentras con algunos que llevan seis años en la categoría y se hace duro. Compagino el ciclismo con los estudios de Magisterio. Estoy en segundo. Empecé Ingeniería, pero no era lo mío. Se me hacía difícil compatibilizarlo con la bici y como siempre me ha gustado el trabajo de profesor decidí probar con Magisterio. Tenía dudas, pero creo que he acertado.

- I.A.:Yo me dedico solo a la bici, a ver si consigo dar el salto. Espero que los dos tengamos la oportunidad, hemos hecho una buena temporada y tengo esperanza. Ahora voy a descansar, luego echaré una mano a mi padre en la carpintería metálica y después, ojalá, a preparar bien el próximo año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos