CICLISMO

Dos subidas inéditas cribarán el pelotón de la Gipuzkoa Klasika

La prueba júnior que mañana (10.30 horas) organizará en Azpeitia el club Lagun Onak incluye dos ascensiones estrechas por los barrios de Arzallus e Ibarbia en Errezil

O.O.G. SAN SEBASTIÁN.

Como el Giro de Italia, la Vuelta a España, últimamente el Tour de Francia y también ha sucedido en distintas ediciones la Vuelta al País Vasco, la XXIV Gipuzkoa Klasika propone para mañana (10.30 horas) en Azpeitia unas subidas desconocidas en el mundo del ciclismo. Las experimentarán los 180 ciclistas júniors que tomen la salida en busca de suceder en el palmarés a los Alejandro Valverde (1997), Jesús Herrada (2008) -ambos vencedores en el barrio donostiarra de Egia- o más recientemente Fernando Barceló (2014), que está completando su primera campaña profesional en el Euskadi-Murias.

La carrera consta de 108,5 kilómetros, que incluyen tres vueltas al circuito Azpeitia-Iraeta-Arroa Goikoa-Azpeitia. Al término de la segunda y de la tercera se afrontarán las dos ascensiones inéditas que ha encontrado el club organizador, Lagun Onak. Ambas discurren por una carretera estrecha propia de los caminos rurales de Errezil. A las dos se accede desde la carretera que une Azpeitia y el reino de la manzana.

Km
Localidad Hora Km. Localidad Hora
0 Azpeitia 10
30 66 Azpeitia 12.10
11 Arroa 10
46 78 Arroa 12.27
22 Azpeitia 11
03 89 Azpeitia 12.43
34 Arroa 11
21 97 Ibarbia Auz. 12.55
45 Azpeitia 11
38 101 Altzarte 13.01
54 Arzallus 11
51 106 Rot.Gasteko 13.09
56 Errezil 11
54 108 Azpeitia 13.12

La primera consta de 1.200 metros exigentes por el barrio de Arzallus, que desemboca en el propio casco de Errezil. El premio de la montaña estará situado en el kilómetro 56 y la bajada es por la tradicional carretera hasta Azpeitia.

Tras el tercer paso por el repecho de Arroa Goikoa, el pelotón regresará a Azpeitia por última vez antes de la meta, para atacar la segunda y última ascensión. Es más larga y será más decisiva. Es también dirección a Errezil y el cruce a la derecha está un kilómetro antes que la otra subida. Transcurre por el barrio de Ibarbia. Tiene cuatro kilómetros. Los más duros son los 1.200 metros iniciales, luego alterna rampas exigentes con tramos más suaves y algún descansillo. Su final (kilómetro 101) coincide con el cuarto kilómetro de la subida a Urraki, por donde los ciclistas bajarán hasta la meta en Azpeitia. Lo han llamado alto de Altzarte, como el caserío cercano a su cima.

Más equipos que selecciones

En contra de lo que venía siendo habitual en esta prueba, este año no será puntuable para el Trofeo Federación que impulsa la Federación Española. Así, en lugar de selecciones autonómicas, participarán once de los mejores equipos estatales de la categoría júnior: Alé-Respetad 1,5 metros (Valencia), Arte en Transfer (León), Produque, Isidoro San Justo, Bathco (Cantabria), Cartagena-Esetec (Murcia), Castillo de Onda (Castellón), MMR (Asturias), Polartec-Kometa y Salchi (Madrid).

Asimismo, correrán las selecciones de Portugal, Galicia, Navarra, Bizkaia, Araba y Pyrénées Atlantiques; además de doce equipos guipuzcoanos: Ampo, Donosti Berri, Limousin-Oriako, Bellota-Goierri, Portabicis.com, Ulma, Augar, CC Irunés, Zarauztarra, Ciclos Iturriaga, Viveros San Antón y el Atracciones Sanz azpeitiarra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos