A Adam Yates le sobran 50 metros en Ordizia

Sergey Shilov se ha impuesto en la meta de Ordizia.
Sergey Shilov se ha impuesto en la meta de Ordizia. / Josetxo Marin

El inglés fue cazado en la recta de meta de Ordizia y ganó el ruso Shilov

IÑAKI IZQUIERDOOrdizia

Adam Yates (Orica) se ha quedado este martes a cincuenta metros de suceder a su hermano Simon en el palmarés de la Clásica de Ordizia. El corredor inglés ha lanzado el ataque que parecía decisivo en la última de las cinco subidas a Abaltzisketa. Ha llegado a contar con 22 segundos de ventaja pero se le ha hecho largo el descenso hasta Ordizia. Por detrás, un grupo heterogéneo se ha puesto de acuerdo para colaborar y Yates ha sido superado en pleno sprint, a medio centenar de metros de la línea de meta. Ha ganado el ruso Sergei Shilov (Lokosphinx), por delante de Benjamí Prades (Ukyo) -hermano del corredor del Caja Rural Eduard Prades- y de otro ruso, Dmitrii Strakhov.

El ciclista británico, ganador de la Clásica de San Sebastián en 2015 y cuarto en el Tour de 2016, ha basado su ofensiva en una soberbia ascensión a Larraitz. BHa batido el récord de la subida y lo ha dejado en 5:52, nueve segundos menos que los que necesitó su hermano Simon el año pasado. Pero a diferencia de lo que le sucedió a su gemelo, este martes no ha obtenido la renta suficiente. Ha coronado con 14 segundos, los ha aumentado hasta 22 -momento en el que Gorka Izagirre (Movistar) ha pasado a la ofensiva- y cuando parecía que Orica iba a lograr su tercera victoria en cinco años en Ordizia (Teklehaimanot en 2013 y Simon Yates en 2016), la ventaja ha empezado a menguar de forma peligrosa para él. Ocho segundos a cuatro kilómetros de meta y cinco al pasar bajo la pancarta de los últimos mil metros.

En el sprint, el más rápido ha sido Shilov, de 29 años, ganador de la Vuelta al Bidasoa en 2010. Este año llevaba una victoria, el Trofeo Matteotti. El año pasado tuvo problemas a cuenta del Meldonium, por los que no fue suspendido pero se le retiraron algunos resultados.

Escapada importante

La 94 edición de la Clásica de Ordizia ha estado marcada por una escapada importante que se ha formado en la primera subida a Abaltzisketa. Se han ido por delante 24 corredores. Cuatro del Orica, dos Movistar, tres Caja Rural y hasta cinco Postobón han hecho peligrosa la fuga, que de hecho se ha mantenido viva hasta la última vuelta. El joven del Orica Magnus Cort Nielsen ha sido quien más ha aguantado.

En ese fuga se han metido hombres como Simon Gerrans (Orica), Jonathan Lastra (Caja Rural), Rory Sutherland (Movistar) o Remy di Gregorio (Delko-Marseille). También se han incrustado en la escapada Garikoitz Bravo y Aitor González (Euskadi-Murias) y Jon Irisarri (Caja Rural).

Buena carrera también del urnietarra Mikel Iturria (Euskadi-Murias), que ha entrado en el grupo delantero, lo mismo que el ezkiotarra Alex Aranburu (Caja Rural), dos corredores con mucho futuro.

La prueba que llevan adelante José Luis Sanz y la sociedad Chapel Gorri ha vuelto a ser un éxito de organización y de público. Ha habido una marea de aficionados tanto en la zona de meta como en Abaltzisketa. Sebastián Elorza y Javier Otaola han recibido un homenaje por sus victorias en 1962 y 1967, respectivamente.

Clasificación

1. Sergei Shilov (Lokosphinx)
3h53:03
2. Benjamí Prades (Ukyo)
m.t.
3. Dmitrii Strakhov (Lokosphinx)
m.t.
4. Jose Herrada (Movistar)
m.t.
5. Rob Power (Orica)
m.t.
6. Jetse Bol (Postobon)
m.t.
7. Jonathan Lastra (Caja Rural)
m.t.
9. Adam Yates (Orica)
m.t.
12. Igor Merino (Burgos BH)
m.t.
13. Mikel Iturria (Euskadi-Murias)
m.t.
14. Alex Aranburu (Caja Rural)
a 3
15. Gorka Izagirre (Movistar
)a 8
27. Aritz Bagues (Euskadi-Murias)
a 1:21
31. Gari Bravo (Euskadi-Murias)
a 1:21
34. Beñat Txoperena (E.-Murias)
a 1:21
47. Jon Irisarri (Caja Rural)
a 6:59
59. Mikel Aristi (Delko Marseille)
a 6:59
68. Pello Olaberria (E.-Murias
)a 11:58
73. Aitor González (E.-Murias)
a 11:58
78. Julen Irizar (Euskadi-Murias)
a 11:58

«Me he metido en la fuga y me he visto bien. Regresaba de una concentración en Andorra y la experiencia ha sido positiva, porque las piernas responden. Tras la fuga he podido seguir trabajando. Estoy satisfecho. Ahora corremos en Londres», ha declarado tras la prueba Jon Irisarri, de Caja Rural.

Por su parte, Garikoitz Bravo, de Euskadi-Murias, ha indicado: «No hay nada como la carrera de casa y lo he intentado de lejos. Se ha hecho la fuga y había que estar ahí. Podía ser buena. No ha salido, pero había que intentarlo. Nunca sabes dónde puede surgir la oportunidad. Vuelvo a sentirme bien».

Subida a Altzo

En la subida al alto de Alzo finalizó la aventura. Nielsen del Orica y Osorio del Postobón colombiano tomaron el relevo, pero ya era el momento de los líderes y Adam Yates cogió el timón, atacó en el último puerto y se fue del pelotón, Izagirre lo intentó pero transitaba a 20 segundos de su rival y por detrás también destacaba el francés Julian Loubet.

Parecía que el triunfo volvía a casa de los Yates pero el británico se quedó sin fuelle a 100 metros para el final, fue cazado y el ruso Shilov se mostró el más listo y rápido para hacerse con la victoria final.

Fotos

Vídeos