Ciclismo

Sus señorías no creen a sir Bradley

Bradley Wiggins, con la Union Jack, la bandera de Reino Unido./REUTERS
Bradley Wiggins, con la Union Jack, la bandera de Reino Unido. / REUTERS

El Parlamento afirma que Wiggins abusó de la medicina para ganar el Tour. Westminster acusa al gran icono del ciclismo británico y al Sky de recurrir a prácticas dudosas para imponerse en París en 2012

IÑAKI IZQUIERDOSAN SEBASTIÁN.

Sus señorías no creen a sir Bradley Wiggins. El Comité Digital, de Cultura, Medios y Deportes de la Cámara de los Comunes acusa al gran icono del ciclismo británico y al equipo Sky de abusar de la medicina y de las autorizaciones terapéuticas para ganar el Tour de Francia de 2012. Tampoco creen la versión del exciclista y del equipo más fuerte del mundo de que la famosa bolsa enviada al Dauphiné de un año antes contuviera el inofensivo Fluimucil, sino triamcinolona, un potente corticoide usado también -acusan los parlamentarios- en la conquista de París, un hito en la historia del ciclismo británico y en la cultura pop inglesa, que Wiggins encarna.

Este informe no conlleva la apertura de ningún procedimiento judicial ni disciplinario. De hecho, el caso del Dauphiné se archivó por ausencia de pruebas, después de una investigación de la agencia británica antidopaje UK Anti-Doping (Ukad, por sus siglas en inglés) se cerrase el pasado noviembre sin poder establecer si Wiggins recibió el citado descongestionante.

Wiggins no tardó en responder a sus señorías: «Creo que estas acusaciones son bastante tristes. La gente puede ser acusada de cosas que nunca ha hecho y luego son consideradas como hechos. Rechazo enérgicamente que cualquier droga fuera utilizada sin causa médica».

«La gente es acusada de cosas que no ha hecho y luego son consideradas como hechos; es triste»

El dedo acusador de la comisión señala asimismo al jefe del Sky, David Brailsford, también dueño del título de sir. El equipo británico sí lo negó todo en un comunicado: «Nos responsabilizamos de todos los errores que hemos cometido, pero el informe afirma que se utilizó medicación para mejorar el rendimiento del equipo. Lo negamos rotundamente. El informe acusa del uso generalizado de triamcinolona en el equipo Sky antes del Tour de Francia de 2012. De nuevo, lo negamos rotundamente. Estamos sorprendidos y decepcionados porque el comité haya elegido atender una acusación anónima y potencialmente maliciosa en este asunto, sin presentar pruebas ni darnos la oportunidad de responder. No es justo ni para el equipo ni para los corredores. Estamos comprometidos a crear un ambiente en que los corredores del Sky puedan ofrecer su mejor rendimiento y lo hagan limpios».

En un informe de 52 folios, el comité del Parlamento de Westminster señala que el equipo Sky utilizó medicamentos para mejorar el rendimiento de ciclistas y no solo para el tratamiento con fines médicos. El informe alega que se utilizaron fármacos «por el Team Sky, dentro de las reglas de la Agencia Mundial Antidopaje, para mejorar el rendimiento de los ciclistas, no solo por necesidad médica».

«Increíbles e incompatibles»

El informe parlamentario se hace eco de informaciones que vienen apareciendo en los medios británicos -muy beligerantes con su campeón- hace meses, pero en su respuesta el Sky atacó su flanco débil: su tono opinativo, en un asunto tan delicado y que exige tanta exactitud científica como el dopaje.

Expresiones como «no existe ninguna prueba verificable de qué había en el paquete ni ningún dosier médico para determinar qué había en el paquete», lo que no le impide deslizar la gravísima acusación de que las posiciones del equipo Sky son «increíbles e incompatibles con su objetivo inicial de ganar limpios y de mantener las más altas normas éticas del deporte». Y añade: «Para mucha gente, toda la historia del paquete (del Dauphiné) es increíble, como mínimo».

El documento es un varapalo brutal al Sky y a todo el ciclismo británico, del que el equipo profesional es la vanguardia, y cuyos métodos también han dado unos resultados impresionantes en pista.

Y carga contra Brailsford. «¿Cómo puede asegurar que su equipo está compitiendo de acuerdo a sus requerimientos (de limpieza) si no sabe y no puede decir qué medicamentos están dispensando sus médicos a los corredores? David Brailsford debe asumir su responsabilidad por estos fallos de funcionamiento, sobre el régimen bajo el que se entrenan y compiten los corredores del Sky y por el dañino escepticismo acerca de la legitimidad del rendimiento y los logros de su equipo».

«Rechazo enérgicamente que cualquier droga fuera usada sin necesidad médica»

El informe lamenta la ausencia de datos sobre la medicación utilizada al menos entre 2011 y 2014 y dice que algo así no ayudaría a la credibilidad de un ciclista juvenil y menos al mejor equipo del mundo.

Y todo esto en medio de las dudas sobre el futuro de la compañía Sky, que puede cambiar de propietarios y afectar al futuro del equipo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos