Ciclismo

El pelotón se enfrenta al temible circuito del Mundial

Luis León Sánchez celebra su triunfo ayer en Lienz./AFP
Luis León Sánchez celebra su triunfo ayer en Lienz. / AFP

Luis León Sánchez gana la etapa en el Tour de los Alpes, donde Pinot sigue de líder antes de la última etapa, hoy en Innsbruck

IÑAKI IZQUIERDOSAN SEBASTIÁN.

Cuando, en Bergen, en el último Mundial, se presentó el de este año -en Innsbruck (Austria) del 22 al 30 de septiembre- el pelotón se echó a temblar. Con 265 kilómetros y un desnivel acumulado de 4.670 metros, los números intimidan. Los primeros profesionales que han acudido a la preciosa ciudad tirolesa para inspeccionar el trazado han contado su experiencia. Y la leyenda recorre el pelotón.

Pero hoy dejará paso a la realidad, a la verdad pura y dura, porque en ese mismo circuito se adentra el Tour de los Alpes en su última etapa. Lo más llamativo son unas durísimas rampas hasta Gramartboden (2,8 kilómetros al 11% y máximas del 25%) que solo se subirán en una ocasión, ya que se añadirán en la última vuelta a un trazado al que los corredores deberán dar siete vueltas. Este circuito incluye otro ascenso más largo y también duro, a Igls (7,9 kilómetros al 5,7% de media y tramos al 10%), que se subirá siete veces. Más de 55 kilómetros de ascensión.

No serán las únicas subidas, ya que el Mundial arrancará con 90 kilómetros iniciales con algunos repechos, uno de ellos muy duro en el 60 (Gnadenwald) hasta el 25%.

Triunfo de Luis León Sánchez

Mientras tanto, Luis León Sánchez (Astana) ganó ayer en solitario la cuarta etapa del Tour de los Alpes disputada entre Chiusa y Lienz, en la que le bastó un ataque final que no pudo ser contestado por sus compañeros del grupo cabecero, entre ellos Thibaut Pinot (Groupama), que sigue de líder de la prueba.

El ciclista murciano, de 34 años, hizo valer la superioridad del Astana con cuatro hombres en el grupo para lanzar un ataque a tres kilómetros de meta que le condujo a celebrar su segunda victoria de la temporada tras la Vuelta al Murcia. El Astana está 'on fire', ya que lleva tres etapas en esta carrera (Pello Bilbao, Miguel Ángel López y Luisle). A ello se añade la Amstel Gold Race del domingo con Valgren.

En la general no se produjeron cambios significativos, Pinot sigue al frente con 15 segundos sobre Pozzovivo y Miguel Ángel López y 16 respecto a Froome.

¿Veto a Froome en la Vuelta?

Sobre el británico habló ayer el director general de la Vuelta a España. Javier Guillén: «Con el tema de Froome estamos muy preocupados porque tendría que estar resuelto. Hay que respetar el procedimiento, pero es una pena que el caso no se resuelva antes del Giro. Si no es para la corsa rosa tendría que ser antes del Tour, pero cuanto antes».

El responsable de la Vuelta admitió que la organización de la Vuelta contempla en sus reglamentos el derecho a veto. «Hay artículos que permiten el veto, y se puede dar contra equipos y corredores».

Ante la invitación de la Vuelta al Euskadi-Murias y Burgos, además del Caja Rural y Cofidis, Guillén explicó que «este año apostamos por el ciclismo español, ya que ha vivido una época dorada con Alberto Contador y Purito y hay que tratar de reemplazarles, pero para que ese cambio se produzca hay que apoyar a los equipos y a los ciclistas. No obstante, el año que viene la invitación habrá que ganársela en la carretera».

Por otra parte, Marco Haller (Katusha) sufre múltiples fracturas en la rodilla izquierda tras ser golpeado por un coche mientras entrenaba con Bernhard Eisel (Dimension).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos