Ciclismo

Pello Olaberria cuelga la bici a los 23 años

Pello Olaberria cuelga la bici a los 23 años

«Me siento muy orgulloso de lo que he hecho, aprendido y vivido», asegura el mutiloarra

IÑAKI IZQUIERDOSAN SEBASTIÁN.

Pello Olaberria cuelga la bici. Después de dos temporadas, el Euskadi-Murias no le ha renovado el contrato para dar el salto a la categoría Continental Profesional y el mutiloarra se retira del ciclismo a los 23 años. Después de ser un hombre combativo y de dejarse ver en escapadas, Olaberria quería continuar en el pelotón, pero se ha quedado sin equipo. «Todas las historias llegan a su fin... y aquí llega el punto de poner fin a mi carrera ciclista. Después de 15 años, los dos últimos de profesional, me siento muy orgulloso de lo que he hecho, aprendido y vivido. Me siento privilegiado de poder correr junto a mis ídolos y haber cumplido un sueño», explica Olaberria.

El mutiloarra hizo público su adiós en un comunicado. «Muchas gracias a mis equipos durante estos 15 años, ya que sin ellos nada sería posible. Ordiziako TxE, LoinazTxE, Fundación Alberto Contador y Murias. Gracias de corazón a la gente que me habéis ayudado, confiado en mí y seguís haciéndolo. Ahora, superagradecido y motivado para dar comienzo a una nueva etapa».

Olaberria ha sacado el título de director deportivo y es fisioterapeuta de formación, por lo que su idea es seguir ligado al mundo del ciclismo.

Lizarralde, Elorza...

Con la retirada del mutiloarra, hay cuatro corredores profesionales guipuzcoanos que terminan contrato y aún no tienen equipo para el año que viene. Son el bergararra Eneko Lizarralde, que tras dos lesiones graves no ha sido renovado por el Murias; el azkoitiarra Mikel Elorza, que no continúa en el Amore & Vita después de una temporada en la que le han dado muy pocos días de competición; el bergararra Jokin Etxabe, que tras una buena temporada en Estados Unidos con el Aevolo no sigue porque el equipo es de formación y busca ciclistas de primer año sub 23; y el usurbildarra Xuban Errazkin, que ha corrido en el Boavista portugués y confía en tener equipo para la próxima temporada, aunque no será en un conjunto de aquí.

Los cuatro quieren continuar en el pelotón profesional, aunque la situación no es sencilla. A pesar del ascenso de categoría del Euskadi-Murias y de la Fundación Euskadi, no todos los ciclistas profesionales vascos van a tener hueco en ellos.

Las fechas empiezan a apremiar, aunque aún hay muchos equipos con las plantillas sin cerrar y es posible que surja alguna oportunidad de última hora.

Fotos

Vídeos