Ciclismo

Nizzolo vuelve al sendero del triunfo

Giacomo Nizzolo. /AFP
Giacomo Nizzolo. / AFP

Ganó al esprint la última etapa por delante de Richeze y el colombiano Hodeg. El argentino Gonzalo Najar, vencedor final de la prueba

BENITO URRABURU SAN JUAN (ARGENTINA)

La Vuelta a San Juan ha terminado de forma espectacular con la victoria en la séptima y última etapa del italiano Giacomo Nizzolo (Trek), por delante de Maximiliano Richeze (Quick Step) y el colombiano Alvaro Hodeg (Quick Step).

En los 141,3 kilómetros de la circunvalación, la media horaria llegó a los ¡48,340 kilómetros por hora! Se rodó muy rápido en ese circuito urbano, en una circunvalación en la que se reunieron cerca de 120.000 persona. Muchas familias aprovecharon para pasar la jornada, comer y disfrutar del día mientras veían el paso de los corredores. Fue una auténtica avalancha humana con un público muy entregado.

Al holandés Bauke Mollema, ‘el lector’, le ha sucedido en el palmarés de la Vuelta a San Juan el argentino Gonzalo Najar, un corredor de 24 años, que logró ayer en la capital del estado el triunfo de su vida.

De Najar, que estuvo con la selección argentina corriendo en España hace unos años pruebas como la Vuelta a la Rioja y la Vuelta a Asturias, se dice que siempre ha sido un ciclista que ha tenido que atacar para ganar, como hizo el otro día. Quienes le vieron correr en España afirman que no andaba mal. Sus únicos triunfos relevantes son el Campeonato de Argentina de ruta el año pasado, la primera etapa de la Vuelta a Mendoza y algunos puestos de honor en competiciones argentinas.

No teníamos ningún dato importante del sorprendente vencedor de la Vuelta a San Juan. Es cierto que los corredores del WorldTour están con la mente en otras pruebas, como otros muchos, aunque la mayoría de ellos no ganarán ninguna carrera esta temporada.

También que a Najar le dejaron coger una diferencia demasiado importante que luego nadie fue capaz de tumbar. Nadie le va a quitar ya este triunfo, salvo que pase algo extraño, pero será el tiempo quien diga el valor real de este corredor tímido, al que le cuesta mucho hablar de él mismo, que está muy, muy delgado, y al que no le será fácil volver a coge un momento de forma como el que ha tenido aquí. Apenas si tiene grasa.

Hay que tener en cuenta que además de los 51 segundos a los que ha quedado Óscar Sevilla, está el 1:11 del tercer clasificado, Filippo Ganna o el 1:41 de Rodolfo Torres. Hay muchos nombres importantes detrás de él. Su ataque en El Colorado le ha valido para cubrir de blanco la última etapa de una carrera que se despidió entre multitudes, en el circuito de la circunvalación de San Juan. Hizo menos calor que el año pasado, lo que permitió a mucha gente acercarse al trazado para cerrar una competición que a nivel organizativo sigue creciendo mucho, que ha tenido televisión en directo, que cuenta con una infraestructura importante y que en el apartado deportivo se quedó sin Vincenzo Nibali antes de darse la salida, enfermo, mientras que Fernando Gaviria se vio obligado a abandonar debido a una caída. Eran las máximas estrellas de una prueba que ha consagrado a Gonzalo Najar.

“Significa mucho para mi ganar una carrera internacional como la Vuelta a San Juan. Estoy orgulloso de ganar en mi país. Ahora quiero disfrutar de este triunfo”, manifestó el vencedor final. Sobre la posibilidad de competir en Europa dijo que “sería bonito competir allí. Ahora disfrutaré de este triunfo. Si llega alguna oferta, la estudiaré. Cuando ataqué subiendo El Colorado, el equipo nos dijo que lo hiciésemos los tres que estábamos delante en la general. Ese día me sentí muy bien y pude sacar la diferencia que necesitaba”. Cuando comenzó a correr, uno de los ciclistas a los que seguía era Óscar Sevilla.

En cuanto a la llegada, sin Fernando Gaviria en carrera, sus compañeros Maximiliano Richeze y Alvaro José Hodeg pugnaron por la victoria pero se tuvieron que inclinar ante Giacomo Nizzolo, un ciclista muy fuerte, de 1.84 de estatura y 77 kilos de peso, que no vencía desde finales de 2016, cuando se impuso en una etapa del Abu Dhabi Tour. Demasiado tiempo sin levantar los brazos.

“Estoy feliz después de una temporada muy mala. El año pasado fue dificilísimo, pero el equipo confió en mí y conté con el apoyo de mi familia” dijo el italiano, que explicó que “no fue fácil interpretar el esprint final. Se iba muy rápido, no había curvas, era todo recto, por lo que decidí seguir la rueda de los corredores del Quick Step”.

Los problemas en la rodilla “y otros percances físicos me impidieron rendir el año pasado en condiciones. Tendremos un buen equipo para las clásicas, con John Degenkolb y otros corredores del equipo”. Trek lleva cinco victorias hasta el momento.

El año pasado, Nizzolo no pudo venir a esta carrera porque tenía molestias en la rodilla, lo que le provocó problemas en la primera parte de la temporada. Luego, en el Giro de Italia tuvo alergias. Total que se le fue el año sin un triunfo a este ciclista de 28 años, que tiene un palmarés bonito, en el que no hay ninguna victoria en una carrera del WorldTour.

Es rápido, pero está lejos de Kittel, Greipel, Caleb Ewan, Sagan o Gaviria, entre otros nombres de primer nivel en las llegadas. Ha ganado la clasificación del Giro de Italia de puntos en 2015 y 2016, año en el que también fue campeón de Italia de ruta y quinto en el mundial de fondo en carretera. Ha conseguido diecinueve victorias desde que debutó en profesionales con el equipo Leopard en 2011. Lo dicho, un ciclista que tiene que aprovechar determinado tipo de carreras para poder levantar las manos, pero que lo consigue.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos