Ciclismo

Un motorista sufre un accidente grave en la Santikutz Klasika y es evacuado en helicóptero

O.O.G.Legazpi

Asier Odriozola, un motorista ordiziarra de 44 años que cubría la prueba, resultó herido de gravedad al sufrir un accidente cuando trataba de adelantar al pelotón y colisionó con una isleta en el primer paso por Ormaiztegi. A resultas del impacto, salió despedido de la motocicleta, una Yahama T-Max, y colisionó con la cabeza en el asfalto.

Tras ser atendido en el lugar por los servicios sanitarios durante alrededor de una hora, fue evacuado por una ambulancia medicalizada hasta el campo de fútbol de Beasain, donde aterrizó un helicóptero que le trasladó hasta el Hospital Donostia.

El herido –vinculado al ciclismo como su familia– se halla en coma inducido, pero diferentes exploraciones descartaron una lesión cerebral. Sufre fracturas de mandíbula, clavícula y también tiene alguna vértebra dañada, pero según fuentes de la organización y de Ikolan –la empresa que patrocina y da cobertura a la Copa de España–, en contacto con la familia, por la tarde evolucionó bien dentro de la gravedad.

Las isletas, en general, se han convertido en un riesgo en las carreras ciclistas. De hecho, el 8 de abril fue suspendido el Memorial Valenciaga al quedarse sin ambulancias tras una montonera en otra isleta en la que resultó herida una motorista. Los clubes de la zona ya habían mostrado quejas por las de Ormaiztegi, donde ayer Eduardo Pérez-Landaluce (Baqué) se cayó y se rompió la clavícula.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos