CICLISMO

Mikel Landa presidirá la Fundación Euskadi

Mikel Landa y Miguel Madariaga, ayer en Logroño./EFE
Mikel Landa y Miguel Madariaga, ayer en Logroño. / EFE

El alavés afirma que su objetivo es consolidar el proyecto del equipo aficionado y que necesita unos 300.000 euros

DVLOGROÑO.

El corredor alavés Mikel Landa (Sky) será el nuevo presidente de la Fundación Euskadi para intentar salvar al equipo aficionado, ya que ha asegurado que no podía «mirar para otro lado» cuando supo este verano que desaparecía el conjunto en cuya cantera se formó.

Landa compareció ayer ante los medios de comunicación en la sala de prensa de la Vuelta a España en Logroño junto a Miguel Madariaga, hasta ahora máximo responsable de la Fundación Euskadi y quien continuará «echando una mano en lo que pueda» al ciclista de Murgia.

Poco más se adelantó en una comparecencia en la que uno de los hombres de confianza de Landa en la gestión del nuevo proyecto, Jesús Ezkurdia, pidió comprensión y «tiempo» para el arranque de un proyecto en el que también está interesado, según se aseguró en la rueda de prensa, la marca de bicicletas Orbea.

«Nuestro único objetivo es que la Fundación Euskadi esté en las carreteras en 2018», dijo Ezkurdia, mientras que Landa aseguró que «Miguel deja un equipo sin deudas». Según Madariaga, la Fundación, que se dedica íntegramente al trabajo de cantera y el fomento del ciclismo, además de contar con un equipo de categoría aficionados, tuvo en 2016 un presupuesto de 285.000 euros y necesita entre 250.000 y 300.000 euros en 2018 para «seguir haciendo lo mismo».

Se entiende, por tanto, que el proyecto para la Fundación Euskadi en 2018 será tener un equipo en categoría amateur, aunque en teoría estaría barajando la posibilidad de crear un conjunto Continental en el futuro. Landa llegó a hablar ayer de «las mejores carreras del mundo», aunque tuvo que reconocer que es algo que todavía «va para largo».

Madariaga desveló que Landa le llamó «el día de la contrarreloj del Tour y nos vimos en Murgia (el pueblo de Landa). Me dijo lo que pensaba y yo le dije lo que tenía. Nos entendimos en apenas 20 minutos. El ciclismo vasco, español e internacional no sabe el paso que acaba de dar Mikel, que un ciclista que está en el candelero se acuerde de donde ha salido. Estaré ahí con Mikel para ayudarle en lo que pueda, pero hay mucho que hacer. El ciclismo está mucho peor de lo que la gente cree», explicó Madariaga, que seguirá al frente del Aula Pedagógica de la Fundación.

La Fundación Euskadi, que cumplirá 25 años en 2018, es el proyecto de cantera del que nació el extinto Euskaltel-Euskadi.

Además de su comparecencia, Landa y Madariaga publicaron sendas cartas en las que piden a los socios de la Fundación que mantengan su aportación económica.

Fotos

Vídeos