Ciclismo

Mikel Landa: «Espero no tener que sacar el cartel de Free Landa»

Mikel Landa: «Espero no tener que sacar el cartel de Free Landa»
Mikel Landa, ciclista del Movistar en 2018

El ciclista alavés deja el Sky para incorporarse al Movistar y la próxima temporada disputará el Tour y la Vuelta

IÑAKI IZQUIERDOSAN SEBASTIÁN.

Falta una semana para que acabe 2017, el año que ha catapultado al estrellato a Mikel Landa. Talento natural y espíritu libre, su desbordante actuación en el Tour de Francia, donde parecía que iba esperando a Froome en todos los puertos, le convirtió en figura, un papel en el que se mueve como pez en el agua. Es brillante sobre la bici y le gusta decir cosas cuando habla.

- Aunque todavía no ha terminado el año, ya se ha vestido con los colores del Movistar.

- Sí, la verdad es que cada vez los equipos se presentan antes. Ya tuvimos una primera toma de contacto en octubre para conocernos todos en Gorraiz y estoy con muchas ganas. Es un año ilusionante el que tengo en perspectiva y ya me apetece iniciar esta nueva etapa.

- Pasa de un equipo grande a otro. ¿Ha notado cambios entre las dos estructuras?

- Quizá sea pronto y haya que esperar a la competición, pero la acogida ha sido buena. Me voy entendiendo bien con todo el mundo, así que de momento cambio, es cierto, pero estoy cómodo.

- Hasta Nairo Quintana parece que ha suavizado su actitud después de aquella reacción brusca a la noticia de su fichaje.

- Ya se ha reconducido y además no fue para tanto. No habíamos estado los dos cara a cara todavía, pero ya nos hemos juntado un par de veces, hemos hablado cara a cara y creo que haremos buena pareja en el Tour.

- Los tres líderes del Movistar, junto al Tour. ¿Cómo lo ve?

- Ambicioso. Es un Tour complicado, con esa etapa del pavés que marcará la carrera seguro. A partir de ahí quedará un Tour muy duro por delante y creo que teniendo tres bazas podemos plantar cara a un equipo dominador como ha sido hasta ahora el Sky.

- Si la anterior pregunta se la realizan hace una semana, no habría dicho plantar cara a un equipo dominador sino a Froome... ¿Cómo ha vivido la noticia de su positivo?

- Ha sido una noticia triste para mí, que he estado en ese equipo, y para cualquier amante del ciclismo. Ha sido un golpe duro. Hay que esperar un poco para ver cómo se resuelve el caso, pero sí es verdad que no nos hace ningún favor.

- ¿Está sorprendido? ¿Enfadado...?

- Sí estoy sorprendido. Hay incertidumbre porque estamos esperando la explicación de Froome y del equipo. Hay que ver si le sancionarán o no. Por eso prefiero ser cauto, esperar a que se resuelva el caso y entonces valorar la situación.

Los datos

Nació el 13 de diciembre de 1989 en Murgia
Tiene 28 años.
Palmarés
Tres etapas del Giro y un tercer puesto final. Una etapa de la Vuelta a España. Dos etapas de la Vuelta al País Vasco. Dos etapas y general del Giro del Trentino. Dos etapas y general de la Vuelta a Burgos.
Equipo
Deja el Sky tras dos temporadas y ficha por el Movistar.

- Ha militado dos años en el Sky, pero Froome viviría en un mundo un poco aparte...

- No, la verdad es que cuando he coincidido con él, en el Tour y en otras carreras, no ha estado aislado. Ha convivido con nosotros y ha sido uno más del equipo. Para mí no deja de ser una sorpresa.

- Deja atrás Sky y llega a Movistar para seguir aspirando a todo.

- Quizá mediáticamente no esté a la altura del Sky, pero a nivel deportivo lleva muchos años demostrando que es igual de efectivo o más que ellos, así que estoy muy contento de este cambio.

- ¿Cree que puede encajar mejor en la filosofía del equipo, tener menos ataduras?

- Habrá que ver cómo va la temporada, cómo corro con ellos, pero la primera toma de contacto sí que ha sido más fácil. Aparte del idioma, las costumbres y la forma de trabajar son más parecidas a las mías y eso ha facilitado la integración.

- ¿El cartel de Free Landa (Landa, libre) lo sigue manteniendo o ya lo ha enterrado?

- (Risas) Esperemos que no lo tenga que sacar en todo el año.

- ¿Además del Tour va a correr otra grande?

- Creo que se puede y seguramente me toque hacer dos. Voy a estar en el Tour y este año, al haber un Mundial tan duro, cualquier paso por la Vuelta sería muy positivo.

- ¿Le gustaría, entonces, el doblete Tour-Vuelta más que repetir en el Giro?

- Ahora mismo, sí.

- Este año, el Tour ha sido una especie de descubrimiento para Mikel Landa. Se ha dado cuenta de que puede ser su carrera.

- Sí, he conocido la parte dulce del Tour, me he visto con los mejores, he estado a un segundo del podio y eso me hace querer volver. Volver a pelearme con rivales como Bardet, Urán y ahora Froome, y ver dónde puedo estar.

- ¿Se ve ganador?

- Quiero ser prudente, pero por qué no. En el último Tour no pude jugar mis cartas, no pude darlo todo y eso me motiva a pensar que puedo aspirar a lo más alto.

- ¿Sigue pensando en lo que pasó en el mes de julio?

- Me suelo acordar bastante, quizá más que entonces. Al final, ahora valoras más lo que cuesta estar en aquel estado de forma, y no poder decir que he estado en el podio me da pena. Me gustaría ahora tener esa foto, pero tengo años por delante y seguro que es una motivación extra para volver.

«La acogida en Movistar ha sido buena; las palabras de Quintana no fueron para tanto»

«El positivo de Froome ha sido una sorpresa, prefiero ser prudente y que se resuelva el caso»

«Pienso en lo que pasó en el Tour más que entonces; me gustaría tener la foto del podio»

- ¿Podría haber ganado el Tour este año?

- Ganar, no. Me refiero a haber estado en el podio. Froome era el más fuerte, lo demostró y no creo que habría sido capaz de ganar.

- Tras su actuación en Francia, ¿nota que el Tour es el que da y quita todo? ¿Se siente más reconocido, más arriba en el escalafón?

- Sí se nota. El Tour, al final, da mucho. He tenido resultados buenos en el Giro, en la Vuelta, en la Euskal Herriko Itzulia, que para un vasco es importante, pero lo que te da el Tour no te lo da ninguna otra carrera.

- Y engancha. Si gusta, gusta de forma incondicional.

- Sobre todo, porque están los mejores corredores y todo el mundo al cien por cien, no hay excusas. Es el mejor sitio para medirse a los rivales.

- ¿Le gusta el recorrido de 2018?

- Sí, es bastante montañoso. Me da miedo, o bastante respeto, la etapa de Roubaix, pero me imagino que todos estaremos igual ese día. Sí, me gusta el Tour.

- Termina en casa, con la crono de Ezpeleta. Sería la guinda llegar de amarillo o peleando por él.

- Eso va a ser un plus. La última semana es prácticamente de Pirineos y la contrarreloj del País Vasco francés es muy cerca de casa, y eso va a ser un impulso para nosotros.

- Antes citaba a los mejores del mundo, podría añadirse a esa lista a Tom Dumoulin, un corredor con muchas credenciales para estar en la pelea. ¿Qué le parece el holandés?

- Me gusta verle. Como rival va a ser muy duro en los próximos años. Muy diferente a mí pero a la vez uno de los adversarios más fuertes que puedo tener. Es un reto, así que si está en el Tour, mejor.

- Esa es la gracia del deporte, las grandes rivalidades y, a ser posible, entre personalidades antagónicas.

- Eso es. Él tiene una forma de correr, yo tengo otra. Es un corredor diferente a lo que estamos acostumbrados hasta ahora y esas batallas que puedan surgir en el futuro pueden enganchar a la gente.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos