Ciclismo

Mikel Landa gana y es líder en Burgos gracias a «un ataque imprevisto»

Mikel Landa luce el maillot morado de líder, con la catedral de Burgos al fondo / EFE

Arranca en el descenso del primer paso por el alto del Castillo y remacha con un demarraje a 200 metros de la línea de llegada

LUCA CORSI

«Ha sido una sorpresa para mí. No esperaba ganar. El ataque no estaba previsto. Nuestro objetivo era estar bien colocados. No queríamos sorpresas. En la bajada he visto el pelotón muy enfilado, he probado y nos hemos jugado la victoria en un grupo».

Mikel Landa apuró y aprovechó la primera oportunidad presentada en la Vuelta a Burgos que ha comenzado este martes en la capital, con final en la subida al Castillo, desde donde se divisa una panorámica de la catedral y de la ciudad. Ni siquiera esperó a su terreno, a la montaña. Atacó bajando y remachó en la subida final, donde exhibió un golpe de pedal superior al de los especialistas en ese terreno.

La Vuelta a Burgos le va como anillo al dedo al de Murgia, que logró su primera victoria profesional en la edición de 2011, en las Lagunas de Neila con solo 21 años: «Burgos es muy especial para mí. Tengo mucho cariño a esta ciudad y había que intentarlo. Llevo tiempo en busca de mi oportunidad, aquí la tengo y hay que aprovecharla. Quizá me cuesta un poco arrancar, pero según avanza la carrera las sensaciones son muy buenas».

De paso, Landa ha conseguido una ligera ventaja sobre todos sus rivales en la clasificación general, cuando restan todavía los finales en Picón Blanco, el jueves, y el acto final en las Lagunas de Neila, el sábado. «Siempre es bueno empezar así y ojalá mantenga este maillot hasta el final. Intentaremos conservarlo porque tenemos un equipo fuerte. Ahora todo es un poco más fácil para mí. Tengo una pequeña renta a mi favor, aunque estas diferencias serán insignificantes en Picón Blanco. Será un día muy duro. Todos los favoritos buscarán jugar sus bazas y será el día clave de la carrera, destaca Mikel Landa.

Sorprendió su ataque. Nadie esperaba un golpe tan temprano del alavés, que tras coronar al primer paso por el alto del Castillo acabó marchándose en compañía de Sergei Chernetski (Astana), Matteo Trentin (Quick Step) y Norman Hasen (Aqua Blue). Abrió el hueco suficiente para alcanzar el segundo paso por el Castillo con la ventaja necesaria para jugarse la victoria con sus tres compañeros.

Al final, un demarraje a falta de 200 metros bastó para que Landa se adjudicara la victoria de etapa y, de paso, se vistiera de líder en la primera jornada. El lazkaotarra Gari Bravo firmó una interesante novena plaza para su equipo, Euskadi-Murias.

Ewan vence en Polonia

El australiano Caleb Ewan (Orica) impuso su punta de velocidad y su potencia en el precioso y cerrado esprint que resolvió este martes la cuarta etapa de la Vuelta a Polonia. Pudo con Danny van Poppel (Sky) y el líder Peter Sagan (Bora), segundo y tercero, respectivamente. El eslovaco afianza la primera posición de la general gracias a los cuatro segundos de bonificación de la tercera posición.

Ben Hermans, víctima de una grave caída en la jornada del lunes. El belga sufre fracturas en la muñeca derecha, en el dedo gordo del pie izquierdo y en el esternón. Según el parte médico emitido en el hospital donde le atendieron, «las exploraciones abdominales no revelan vértebras rotas ni hemorragias internas». Permanece en observación debido a que perdió la consciencia por unos instantes en el momento del accidente, si bien la recuperó poco después. Sus lesiones no requieren cirugía, pero los médicos estiman que el ciclista del BMC no podrá volver a tocar la bicicleta durante cuatro o seis semanas, lo que compromete seriamente su presencia en la competición para lo que resta de temporada.

Fotos

Vídeos