Ciclismo

Julen Irizar: «Me gustan los ciclistas valientes»

Julen Irizar, en la Vuelta a Valencia./PHOTO GOMEZ SPORT
Julen Irizar, en la Vuelta a Valencia. / PHOTO GOMEZ SPORT

El bergararra del Euskadi-Murias de 22 años ha arrancado con fuerza y se ha ganado el puesto en el equipo de la Volta, la primera cita World Tour de la historia del Murias

IÑAKI IZQUIERDOBERGARA.

Tiene planta de rodador, de esos ciclistas que ven la pancarta del último kilómetro y se encienden. Julen Irizar no es belga, es de Bergara, tiene 22 años y es uno de los grandes proyectos de futuro del Euskadi-Murias, donde cumple su segunda temporada. Buen conversador, ha dejado destellos de calidad en este inicio de temporada que no han pasado desapercibidos: está en el equipo de la Volta a Catalunya, la primera carrera World Tour de la historia de la formación (del 19 al 25).

- Ha empezado bien el año...

- De rendimiento creo que sí, pero resultados solo he tenido uno.

- ¿El ataque del último kilómetro en La Provenza?

- Sí, el segundo día. Al final hice sexto pero me vi delante y con fuerza. A 500 metros entré pasado en una curva y me adelantaron, pero noto que he dado un paso adelante respecto al año pasado. Tengo otra consistencia. Sobre todo en las vueltas veo que acuso menos el desgaste. La temporada pasada bajaba de día a día. Ahora, no. Me noto con más seguridad y en los momentos difíciles tengo más fuerza y más claridad de ideas. Se nota que es el segundo año.

- ¿Pensó que podía ganar?

- El equipo me dejó muy bien en el último kilómetro. Sabíamos que los últimos 500 metros eran difíciles, pero no los conocíamos. Me vi delante y decidí atacar. No estaba previsto. La idea era meterme en la llegada y hacer puesto.

- ¿Esa maniobra revela que está con confianza?

- Más que eso, lo que me da es confianza para las próximas carreras. Te sientes capaz de estar delante y ves en qué tienes que mejorar para la siguiente.

«En La Provenza ataqué y me salí en una curva a 500 metros de meta, pero he aprendido para la próxima»

«Me impone respeto que el equipo trabaje para mí, pero me sirve para ver que puedo dar más aún»

- ¿Cómo lleva tener a todo el equipo a su disposición?

- Me impone respeto que el equipo trabaje, que directores y compañeros depositen su confianza en mí. Voy con miedo de no responder, pero a la vez, decidido a darlo todo.

- ¿Cómo lo gestiona?

- Otros días, en determinados momentos es más fácil desconectar. En estas ocasiones en que el equipo deposita la confianza en ti, tienes que saber pasarlo mal y seguir. Te das cuenta de que puedes dar más. Tienes que saber que puedes seguir aunque lo estés pasando muy mal. Eso he aprendido.

- ¿Es nervioso?

- Sí, bastante, pero en esas situaciones procuro que no salga a relucir.

- ¿Da tiempo a pensar en carrera?

- Hay mucho tiempo para pensar. Son muchas horas. Hay momentos de tensión pero también para ir en tu mundo. No solo en el ciclismo, en la familia, en los amigos...

- Ya es su segundo año en profesionales. ¿Cómo se definiría?

- Me gustan las carreras duras pero sin puertos exagerados. Con muchas subidas y desnivel acumulados, pero sin grandes puertos. Carreras de eliminación que se deciden en grupos pequeños. Me gustaría manejarme bien en ese terreno.

- ¿En quién se fija?

- Miras cómo se portan en carrera los mejores ciclistas, qué hacen diferente respecto a ti. Este año, por poner un ejemplo, me he fijado en cómo se viste la gente con mal tiempo. Y me he dado cuenta de que yo, que siempre creo que lo mejor es ir ligero de ropa, estoy equivocado. He seguido su ejemplo y veo que es lo correcto, que es mejor. En cuanto a la forma de correr, me gustan los ciclistas valientes. Como al público.

- ¿Se nota el salto de categoría del equipo?

- En todo. Ha sido muy positivo. Ahora tenemos medios mucho mayores y el nivel deportivo ha subido. El año pasado nos costaba hacer puestos entre los diez primeros y ahora llevamos bastantes. Tenemos más presencia. Cuando el pelotón se rompe bastantes estamos delante. El ambiente en el equipo es bueno.

- ¿Hay más respeto por parte de los otros equipos?

- Sí, pero no por el salto de categoría en sí, sino porque te lo vas ganando en la carretera. La gente ve que logramos resultados y que funcionamos como bloque, y eso es lo que genera respeto.

- ¿Hay presión por lograr la primera victoria?

- No hay presión, pero sí ganas. Sería importante. Estamos andando y creo que se puede aspirar a ello. Ahora vienen las carreras más importantes y más difíciles para lograr la primera victoria. En Catalunya y en la Itzulia no gana cualquiera. Hemos corrido carreras con equipos World Tour, en Valencia había doce, pero la Volta será nuestro estreno en una prueba del calendario World Tour, con todos los mejores equipos del mundo. Se nota el salto de nivel, hay que admitirlo. Pero también es verdad que todo lo que hagas en una carrera así tiene una repercusión extraordinaria hacia el público. No digamos una victoria.

- ¿Con qué idea va a Cataluña?

- A trabajar para el equipo ya que tenemos a dos o tres corredores para estar delante. Y si surge la oportunidad, buscar las escapadas y dar presencia al equipo, que es lo que tenemos que hacer.

- ¿Estará en la Itzulia?

- Me gustaría, pero el equipo lo va a hacer la carretera. El que ande bien estará. Así de sencillo. De momento, en mi calendario tengo Volta, Indurain y Amorebieta. Ojalá también la Itzulia, que pasa por casa, por Gorla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos