Remo

Hondarribia y San Juan mantienen el antiguo régimen en el Bidasoa

La trainera de Hondarribia, ganadora ayer en sus aguas. / DE LA HERA
La trainera de Hondarribia, ganadora ayer en sus aguas. / DE LA HERA

La Ama Guadalupekoa remonta en la segunda parte de la regata a una notable Donostiarra, que acaba a cuatro segundos

O.O.G.

De un test cronometrado a primeros de febrero en un río en el que había que dar al menos seis giros, pocas conclusiones se pueden extraer. Pero cuando cuatro de las cinco traineras de la ACT participantes copan la clasificación del XVIII Descenso de Hondarribia y, además, el triunfo lo sella la Ama Guadalupekoa, significa cuando menos que la lógica ha imperado y todo ha discurrido dentro de un orden. Como el esperado dominio de San Juan en féminas. Lo menos previsible fue la tregua que dio la lluvia.

En la trainera anfitriona, Mikel Orbañanos montó a dos remeros y el patrón, Iker de la Linde, del segundo equipo, que lo dirige su sobrino Asier Puertas. Ganaron su ensayo por séptima vez tras remontar a Donostiarra, que casi en el ecuador tenía tres segundos de renta y acabó a cuatro segundos y medio.

La Bantxa tampoco mostró todas sus cartas, norma habitual en todos los botes en estos primeros sofocones. Los donostiarras se arrimaron más a la nobleza bidasotarra que a sus perseguidoras, Ondarroa -con su técnico, Iñaki Errasti, en el bote- y San Pedro, con Mikel Arostegi en tierra. San Juan, en plena reconstrucción tras las numerosas bajas sufridas, acabó tras Getaria e Isuntza, a las que se espera arriba en la ARC-1. Zarautz estuvo donde se esperaba.

En la regata femenina, sobre una distancia algo más corta que los hombres, San Juan superó con amplitud a Orio, a medio minuto, por delante de Hondarribia y Donostiarra, que se dejaron menos de un minuto en una regata de más de 17 minutos.

Esta mañana (11.30 horas), el Memorial Julián Enrique calibrará en Sestao la puesta a punto de tripulaciones como Orio, Kaiku y Zierbena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos