Ciclismo

Haimar Zubeldia cierra el círculo en Usurbil

Haimar Zubeldia, junto a la fotografía del Tour de 2003, cuando coronó el Tourmalet con Ullrich y Armstrong. / MIKEL FRAILE
Haimar Zubeldia, junto a la fotografía del Tour de 2003, cuando coronó el Tourmalet con Ullrich y Armstrong. / MIKEL FRAILE

Zubeldia recibirá este sábado el homenaje de sus paisanos, que le han dedicado una exposición en el centro Sutegi

OSKAR ORTIZ DE GUINEA

Tres meses y medio después de colgar la bicicleta en la Clásica de San Sebastián, Haimar Zubeldia va a poder cerrar el ciclo que inició dando sus primeras pedaladas en la escuela ciclista de Usurbil. Porque su pueblo, su gente, le ha preparado para este sábado un homenaje que comenzó ya ayer con la inauguración de una exposición que recoge fotografías, maillots, recuerdos y bicicletas de su longeva trayectoria. Desde sus inicios siguiendo los pasos de su aita, que era cicloturista, hasta esos 20 años de ciclista profesional que acabaron en el Boulevard donostiarra con «el final soñado. En la carrera de casa, con los mejores ciclistas y rodeado de la familia, los amigos y la afición».

Con una charla de Haimar con la periodista Arritxu Iribar como prólogo, el ya exciclista inauguró la exposición en la sala Sutegi de Usurbil. «Es muy bonito sentirte querido en el pueblo», afirma «agradecido» al Ayuntamiento, a su peña y a todo el grupo de gente que ha colaborado con el montaje de las 110 imágenes, con su hermano Joseba como coordinador.

Bicicletas «especiales»

Al margen de las fotografías, Haimar ha aportado tres bicicletas que resultan «especiales» para él. Hay más, pero ha escogido «la Orbea con la que fui quinto en el Tour de 2003, una cabra y la Trek con la que fui octavo (2014)», su último top 10 en la ronda francesa. Los aficionados que lo deseen podrán pasarse por Sutegi mañana viernes en horario de 17.30 a 20.30 horas, o el sábado por la mañana hasta la finalización del homenaje.

Haimar conoce pocos detalles del homenaje que le brindarán el sábado. «Sé que habrá alguna sorpresa», anuncia. Su hermano, lógicamente, no suelta prenda. «Puedo avanzar que será especial porque será en el pueblo».

Haimar es consciente de la «dificultad» que ha entrañado recopilar todas las imágenes. «Con la era digital, hoy en día es más fácil conseguir fotografías, pero de la época analógica ha costado más. No se sacaban ni revelaban tantas y hemos tenido que preguntar a gente del pueblo», admite Joseba.

El menor de los hermanos usurbildarras, que trabaja como ingeniero y lleva casi una década residiendo en Oñati, está satisfecho con la recopilación. Es incapaz de elegir las tres imágenes más significativas: «Al menos te diré cuatro», indica.

La primera, que «no tendrá la mejor calidad», ilustra la primera victoria de Haimar, cuando «de muy niño ganó una carrera en las fiestas del barrio Kalezar». Luego cita «la del triunfo en la Euskal Bizikleta, que supuso un salto importante; otra del Tour de 2003, en el que junto a Mayo peleó con los mejores -fue quinto tras Armstrong, Ullrich, Vinokourov y Hamilton-; y otra de la Clásica de San Sebastián, en la que Haimar tuvo la despedida deseada, con la familia y los amigos y fue emocionante».

Marcha en mountain-bike

Los actos de este sábado comenzarán temprano, ya que incluyen una marcha en bicicleta de montaña al monte Andatza junto al propio Haimar Zubeldia, que comenzará en el frontón usurbildarra a las 8.30 horas. A las doce del mediodía, los más pequeños podrán realizar una vuelta en bicicleta por las calles de la localidad. A partir de las 13.00 se llevará a cabo el homenaje al excorredor de Euskaltel-Euskadi, Astana, RadioShack y Trek, para a continuación celebrar una comida en la sidrería Aginaga, donde Haimar cerrará su círculo en Usurbil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos