Ciclismo

«Me gustan las Ardenas, sobre todo la Flecha»

Santesteban tira de la escapada en el Trofeo Alfredo Binda. / A. S.
Santesteban tira de la escapada en el Trofeo Alfredo Binda. / A. S.

Ane Santesteban disputa desde el domingo las tres grandes clásicas, Amstel Gold Race, Flecha Valona y Lieja-Bastogne-Lieja

IÑAKI IZQUIERDO SAN SEBASTIÁN.

La errenteriarra Ane Santesteban (Alé-Cipollini) afronta el tríptico de las Ardenas con «muchísima ilusión». Por fin, desde el año pasado las mujeres pueden competir con el mismo calendario de los hombres en una de las semanas grandes del año ciclista. La corredora guipuzcoana enlazará Amstel Gold Race (domingo), Flecha Valona (miércoles) y Lieja-Bastogne-Lieja (domingo 22).

«El año pasado se disputaron por primera vez las tres para féminas y yo no pude estar por la lesión. Por eso, este va a ser el estreno para mí y estoy muy ilusionada. Me gustan las tres clásicas de las Ardenas, pero sobre todo la Flecha, que es la que mejor me va», explica Santesteban, de 27 años, concentrada en Bélgica con su equipo, el potente Alé-Cipollini italiano. «Estoy contenta, es un conjunto que crece, año a año han apostado más por nosotras y por eso sigo aquí, por la oportunidad que me dieron en temporadas anteriores y la confianza que me demostraron el año pasado».

Tiene superada la lesión y aquella caída cuando salía a entrenarse hace un año en Errenteria. «Todo está bien. Tuve una pequeña recaída en diciembre-enero, pero estoy recuperada. No me olvido, porque sigo con fisioterapia y osteopatía, pero estoy bien».

Volar en los adoquines

El miércoles disputó, también en Bélgica, la Flecha Brabanzona. «No es la mejor carrera para mí, porque tiene adoquines, pero me apetecía competir porque mi última carrera había sido el Trofeo Alfredo Binda, el 18 de marzo. Prefiero las Ardenas, porque con mis 47-48 kilos en los adoquines voy más hacia arriba que para adelante», reconoce con humor.

La carrera la ganó su compañera Marta Bastianelli, «que anda muchísimo. Da gusto correr junto a ella y poder ayudarle». Santesteban tiene ambición en la Flecha, pero sabe que «lo normal es que toque trabajar. He corrido muchas veces la prueba y me he defendido bien en el final en el Muro de Huy». Ha sido 16ª (2016), 22ª (2013) y 26ª (2014).

El plato fuerte del tríptico de las Ardenas es la tercera prueba, la Lieja-Bastogne-Lieja. «Es igual que para los hombres, la más importante. Es especial. Disputar una carrera con la misma estructura a nivel de público, de organización y de infraestructuras que la masculina lo hace muy especial».

La primera cita será el domingo, con la Amstel Gold Race. «Antes de venir he podido entrenarme muy bien y me gustaría tener una buena actuación. Es positivo poder estar aquí concentradas, preparando las carreras sin tener que viajar, que influye mucho. Estamos tranquilas, aunque todavía no respiramos mucho el ambiente de las carreras porque estamos en otra zona».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos