Ciclismo

Cuatro mil policías y seis mil guardias de seguridad privada

DV

El inicio del Giro en Jerusalén es una operación propagandística del Gobierno de Israel con vistas al exterior. La expectación que ha generado la llegada de la carrera en Jerusalén oeste ha sido muy limitada, aunque hoy se espera más gente. La seguridad es una obsesión, con cuatro mil policías desplegados y más de seis mil guardias de seguridad privada. Son hasta cinco los ministerios implicados en la organización, y aseguran que han sido nueve meses de trabajo.

Se dice que la salida del Giro ha podido costar unos 25 millones de euros, aunque el Gobierno de Netanyahu habla de 12. Importante la aportación del mecesnas canadiense Sylvan Adams, que habría financiado una parte notable del presupuesto.

Aseguran que el Giro ha atraído a diez mil turistas, pero donde Israel echará el resto es en las 15 horas de televisión en directo para todo el mundo desde hoy.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos