Ciclismo

Felipe Orts: «Bélgica y Holanda se están cargando el ciclo-cross»

Orts ganó en Ormaiztegi./MARÍN
Orts ganó en Ormaiztegi. / MARÍN
Felipe Orts: ciclista del Ginestar Delikia-Sport

El alicantino de 22 años es el gran favorito para la victoria en el Campeonato de España de hoy en Legazpi

IÑAKI IZQUIERDOSAN SEBASTIÁN.

Felipe Orts (Villajoyosa, 1995) es el gran favorito para alzarse con el título de campeón de España élite hoy (13.15 horas-streaming en LaLiga4Sports) en Legazpi. El alicantino ha sido el dominador de la temporada y aunque el barro no es su terrero, confía en imponer su superioridad. Buen conversador, explica cómo es su lucha para conseguir dedicarse profesionalmente al ciclo-cross sin ser belga ni holandés.

- ¿Se ve como el favorito?

- Por resultados, sí. Asumo la responsabilidad de ser el favorito. No sirve de nada que lo niegue para intentar quitarme presión. Si soy favorito es por algo y ya me gustaría que todos los años pudiera presentarme con ese cartel debido a los resultados anteriores.

«En las condiciones en que está el circuito, tan embarrado, será más fácil que gane el mejor»

- ¿Le preocupa el estado del circuito?

- Es un barrizal de locos y a la hora de la carrera lo será aún más, después de todas las pruebas anteriores. A ver cómo queda, pero va a ser para todos igual. A mí, como valenciano, me van mejor los circuitos secos, técnicos y rápidos, pero este año ya ha demostrado que puedo andar en todos los terrenos.

- Llega pletórico...

- He podido hacer una pretemporada sin problemas, todo ha ido bien desde el principio y me veo mejor que nunca. Cada año he ido progresando y espero adquirir un punto más la próxima temporada, afinar más la preparación, la alimentación, los detalles... Me veo más maduro a la hora de correr. Este año he notado el cambio en ese aspecto, corro más tranquilo, más centrado.

- ¿Cuál es el motivo?

- No lo sé. Físicamente me encuentro mejor, he corrido mucho en carretera y la preparación ha sido buena.

- ¿Cómo ve la carrera?

- Es un Campeonato de España y todos vamos a ir a tope. He entrenado sobre el circuito y, en las condiciones en las que está, será más fácil que gane el mejor. Si tienes un fallo te da la oportunidad de recuperarte. Desde luego, va a ser un espectáculo auténtico de ciclo-cross, de los que gusta a la gente.

- ¿Se puede vivir del ciclo-cross?

- Hemos dado un paso enorme, aunque siempre faltan más apoyos y nos gustaría seguir creciendo. Ir a más el año que viene, pero sí se puede vivir del ciclo-cross. Este proyecto, el del Ginestar Delikia Sport, es grande y para mí ha supuesto dar un paso enorme. Solo me dedico a entrenar y a cuidarme, y tengo un equipo que se encarga de todo lo demás. Tengo un sueldo, lo que te da un punto más. No se puede seguir adelante sin ello. Yo mejoro y el equipo, también.

«Hemos dado un paso enorme y se puede vivir del ciclo-cross, pero siempre faltan apoyos»

- ¿Cuántas personas forman su equipo?

- Tres corredores, dos mecánicos, dos masajistas y un mánager. Estamos integrados en la estructura del equipo Mutua Levante de aficionados, lo que me permite correr con ellos en carretera. También suelo meter algo de mountain bike.

- ¿Está todo el año sobre la bici?

- Después de la temporada de ciclo-cross descanso dos semanas antes de empezar en carretera, paro un mes en julio y después sigo en carretera hasta octubre. Al final es todo el año de trabajo y un mes de vacaciones, como cualquier trabajador.

- ¿Con esta estructura aspira a dar el salto al campo internacional?

- Estamos a nivel internacional, porque en el ciclo-cross el mundo es una cosa y Bélgica y Holanda, otra, que no tiene nada que ver. Nosotros tenemos una estructura que en España no ha tenido nadie, pero estamos muy lejos de Bélgica, en nivel, en sueldos y en todo.

- ¿Aspira a entrar en ese circuito belga-holandés?

- Bélgica y Holanda están muy cerrados, y ellos mismos se están cargando el ciclo-cross. Todo es para ellos, y el resto que se busque la vida. Italianos, franceses y suizo están dejando de ir a Bélgica por eso. El ciclo-cross está creciendo en otros lados, y es en eso en lo que estamos nosotros. Pasa como en el fútbol, que Europa no deja crecer a los demás, que no deja que nada salga de su ámbito de actuación.

- ¿Para tanto es?

- En Bélgica, salvo el alemán Marcel Meisen y el checo Michael Boros, todos son belgas u holandeses. Tienen presupuestos grandes pero no miran en otras partes. Nosotros nos estamos metiendo en el top 20 de la Copa del Mundo, y solo están esos dos de fuera.

- ¿El top 20 sería el objetivo en el Mundial?

- El Mundial quizá sea más fácil que una Copa del Mundo, porque solo habrá nueve belgas y en una Copa del Mundo o un Superprestigio hay veinte. Pero sí, entrar entre los veinte primeros es realista. He estado ahí, aunque todo lo que sea mejorar, bienvenido sea.

- ¿Cómo es una semana normal de entrenamientos?

- La mayoría es en carretera. Hay que tener en cuenta que en la temporada de ciclo-cross corremos 30 carreras en cinco meses. No hay tiempo para meter carga. Una semana normal, un día hago mountain bike para soltar y el resto de días entreno en carretera. Como mucho, hago un día de ciclo-cross.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos