Ciclismo

El Euskadi-Murias acusa a la Fundación Euskadi y a Orbea de dificultar su proyecto

El Euskadi-Murias acusa a la Fundación Euskadi y a Orbea de dificultar su proyecto

Considera que el equipo de Mikel Landa genera «confusión» en las empresas y complica el acuerdo con patrocinadores | Defiende que su realidad se basa en «hechos y compromisos cumplidos» mientras que el proyecto naranja, al que plantea una unión, es «irrealizable»

Iñaki Izquierdo
IÑAKI IZQUIERDOSAN SEBASTIÁN.

El Euskadi-Murias acusa a Orbea y a la Fundación Euskadi de torpedear su futuro. Considera que el equipo presidido por Mikel Landa está generando «confusión» en el mundo empresarial vasco con un proyecto «irrealizable», lo que está afectando negativamente a sus gestiones para añadir patrocinadores que consoliden y refuercen el proyecto deportivo del conjunto de Jon Odriozola en la categoría Continental Profesional. La segunda división del ciclismo mundial.

El responsable del comité de dirección del Murias Javier Lasagabaster tiende la mano a una colaboración abierta entre los dos equipos, una predisposición que, asegura, se da por su parte desde el principio y que la Fundación, en categoría Continental, la tercera división, habría rechazado asimismo desde el primer momento.

Sin embargo, el acuerdo parece imposible ya que los proyectos son radicalmente distintos, como las realidades deportivas. El Murias corre en Continental Profesional y la Fundación, en Continental, que es una especie de semiprofesionalismo.

Las claves

Categorías
El Euskadi-Murias corre en Continental Profesional, la segunda división del ciclismo mundial; la Fundación Euskadi, en Continental, la tercera.
Trayectoria
El Euskadi-Murias completa su cuarta temporada en profesionales, la primera en Continental Profesional. La Fundación Euskadi debuta en Continental.
Orbea
Es el proveedor de los dos equipos y aporta todo el presupuesto de la Fundación, con 300.000 euros.

Lasagabaster defendió que mientras su equipo puede poner sobre la mesa «hechos» y una «trayectoria», y que «ha cumplido todos los compromisos que ha adquirido durante cuatro años», la Fundación carece de ese respaldo y solo se sustenta en una idea «irrealizable» e «insostenible» de construir un equipo World Tour de alto presupuesto con los mejores ciclistas vascos, con Mikel Landa, los hermanos Izagirre y compañía, y juega sin disimulo la baza de la nostalgia del Euskaltel-Euskadi.

El Murias opina que ese planteamiento carece de cualquier verosimilitud en el contexto empresarial y en el mercado publicitario vasco. Lasagabaster se preguntó qué firma puede poner 15 millones de euros anuales en un equipo ciclista. «Si lo consiguen -aseguró- seré el primero en felicitarles». Pero se mostró seguro de que esa idea es ajena a la realidad del país y del ciclismo. Y, aún en el caso de que pudiera hacerlo durante uno, dos o tres años, alertó de que no podría tener continuidad. «No sería deseable», afirmó, en contraste con la «solidez» que estaría demostrando el proyecto liderado por la empresa Murias y que tiene una vocación de permanencia, dijo, de «veinte o treinta años».

Sin embargo, los rectores del Murias se han encontrado que algunas empresas no se han decidido a dar el paso de convertir su interés en un contrato de patrocinio porque la Fundación Euskadi estaría hablando de ese supuesto equipo World Tour, que califican de «imposible». Y eso está generando un malestar importante en el seno del Murias, que sus responsables tienen previsto trasladar en persona al lehendakari, Iñigo Urkullu, en un reunión fijada para los próximos días.

«Cariño y respeto»

Lasagabaster insistió en todo momento que habla desde el cariño hacia la Fundación Euskadi y el respeto a su trayectoria. Pero fue duro con Orbea, proveedor de su equipo y del conjunto naranja, así como del Vital Concept francés. Dejó caer que el Murias no recibe de la firma el trato que considera y opinó que debería centrar sus esfuerzos en apoyar a su equipo, dado que es el único conjunto vasco que puede correr las principales pruebas del calendario, como la Vuelta a España. Orbea es el principal aporte económico de la Fundación Euskadi, que esta temporada se ha sustentado en los 300.000 euros aportados por la firma de bicicletas.

El directivo del Murias dijo que su equipo podría prescindir de Orbea en este mismo momento, aunque se mostró convencido de que la colaboración entre ambos puede ser mucho mejor y de que lo ideal sería ir por ese camino. Además, ambas partes mantienen un contrato en vigor. Apeló al gerente de Orbea, Jon Fernández, en su doble faceta de responsable de la empresa y soporte del equipo de la Fundación, a que reconsidere su postura.

Rentabilidad publicitaria

En el encuentro de ayer, el Murias aprovechó para desvelar el retorno publicitario que está ofreciendo el equipo a sus patrocinadores, que fijaron en 16 euros por cada uno invertido, «cuando se suele considerar que uno a once es un ratio excelente». Fijó que ese retorno, hasta el mes de abril llegó a los 9,2 millones de euros y aspiran a que se acerque a los 50 a final de temporada, con la participación en la Vuelta a España como punto culminante.

Confían en que el maillot para la ronda española pueda incorporar un nuevo patrocinador, aunque no pudo confirmar que vaya a ser así. Del mismo modo, aseguró la continuidad del equipo la próxima temporada, pero no que lo vaya a hacer en Continental Profesional, aunque se mostraron «convencidos» de que será así.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos