Ciclismo

«Estar en la despedida de Contador hace que la Vuelta sea especial»

Markel Irizar.
Markel Irizar.

En su novena presencia en la ronda, Markel Irizar volverá a estar a las órdenes del pinteño, con el que ya compartió el maillot del Trek en el Tour

O.O.G.SAN SEBASTIÁN.

Desde que acabó el Tour de Francia el pasado 24 de julio, Markel Irizar solo ha pasado cuatro días en el pueblo. Tampoco es noticia, pues desde mayo «habré pasado por casa diez días, como mucho once». Tras llegar a París, regresó a casa, corrió la Clásica de San Sebastián y después se tomó «un descanso de cuatro días con la familia para cargar pilas. Luego ya fui a entrenarme a Jaca, hice la marcha cicloturista de Purito en Andorra y volví a Jaca para rodar por los Pirineos, que es un gran sitio para entrenar».

Aunque gran parte de su carrera ha estado asociada a las clásicas y a Fabian Cancellara, va a ser la quinta vez -tercera consecutiva- que Markel hace Tour y Vuelta la misma temporada. «Me encuentro bien, con ganas de hacer mi trabajo para el equipo, pero es verdad que llevo ya 68 días de competición. Si todo va bien y llego a Madrid, luego me quedaría el Mundial de contrarreloj por equipos, así que acabaría con 90 o 91 días, que ya son». Solo en 2011 alcanzó esas cifras (92) y tres años más superó los 80 (2009, 2013 y 2015). Ha corrido tres ediciones del Giro de Italia y seis del Tour de Francia, y está ante su novena Vuelta.

Supo que estaría en la salida de Nimes el día de la clásica donostiarra. «La Vuelta siempre estuvo en mi planificación, pero durante el Tour me dijeron que igual hacía otro calendario alternativo, para finalmente volver al plan A. Estoy motivado». Además, va a poder vivir de cerca los últimos días de Alberto Contador con un dorsal a la espalda. «Estar en la despedida de Alberto va a hacer que sea una Vuelta especial. Ya por su categoría como corredor y por su forma de correr siempre al ataque, es un ciclista que acapara mucha atención. Pero si encima es su última carrera, imagino que todo el mundo va a estar muy pendiente de él. Hay que tener en cuenta que lleva ganadas las mismas grandes vueltas que Indurain, siete, y eso que le quitaron dos. Miguel ganó cinco Tours seguidos y supuso mucho, pero tras él seguramente Contador sea el mejor ciclista español de la historia. Al menos uno de los grandes. Y se va a despedir en Madrid, en su casa».

Últimos huevos de Euskaltel

Markel Irizar llegó a Nimes el miércoles por la noche y ayer tuvo ocasión de ver el circuito de la contrarreloj por equipos, en la que deberá de dar el do de pecho. «Trataremos de hacerlo lo mejor posible, pero sobre todo no sufrir caídas porque el circuito es una ratonera». Lo supervisaron ayer. «Puede influir que fuimos con el tráfico abierto y nos hemos encontrado con alguna dirección prohibida, pero parecía algo ratonero». Hoy ya lo podrán recorrer con el tráfico cortado.

Irizar es uno de los seis ciclistas vascos en la Vuelta junto a Igor Anton, Omar Fraile, Mikel Nieve, David López y Pello Bilbao. «Estamos ante los últimos huevos de Euskaltel-Euskadi. Si no hay un equipo arriba, nos tendremos que ir acostumbrando a estas cifras, como ya pasó en el Tour. Ahora hay un equipo vasco (Euskadi-Murias) que ojalá siga creciendo. Es importante que los corredores jóvenes tengan una salida como tuvimos nosotros».

Contador, equipo Continental

Ayer se supo la «buena noticia» de que desde la Fundación Contador se va a gestar un equipo Continental filial del Trek con sede en Pinto, patrocinio de Polartec y Kometa, e Ivan Basso como mánager. «Van a tener jóvenes promesas de muchos países, pero siempre es bienvenido».

Fotos

Vídeos