Ciclismo

La Española niega su vinculación con el dopaje

El equipo de persecución olímpica de Atlanta, en 1996./REUTERS
El equipo de persecución olímpica de Atlanta, en 1996. / REUTERS

Dice que nadie del actual equipo guarda relación con la contratación del doctor Ferrari para dopar al equipo olímpico de pista de Atlanta-1996

AGENCIASMADRID.

La Federación Española de Ciclismo (RFEC) ha declarado mediante un comunicado que «ni su actual directiva ni ninguno de los miembros de su dirección deportiva, técnica o servicios médicos, guarda relación con los hechos que se relatan en una información que asegura que la RFEC «fichó al doctor Ferrari para dopar al equipo olímpico de pista de Atlanta 96», formado por Juan Martínez Oliver, Joan Llaneras, Adolfo Alperi, Santos González, José Manuel Moreno y José Escuredo.

La Federación que preside José Luis López Cerrón reaccionó así a la información de 'El País', que afirma que el doctor Luis García del Moral relató ante el TAS cómo administró EPO y hormona de crecimiento a los ciclistas del equipo olímpico español de pista con ayuda de Michele Ferrari, médico del excorredor estadounidense Lance Armstrong.

«Ni la actual directiva ni ninguno de los miembros de su dirección deportiva, técnica o servicios médicos guarda relación con los hechos que se relatan», afirma la nota.

«Además», subraya el comunicado, «en la actualidad no se dispone en la RFEC de documentación que haga referencia a dichos hechos y que permita poder aportar más datos o abrir una investigación».

La propia Federación añade que dicho organismo está sujeto, al igual que el resto de federaciones deportivas, «a los preceptos de transparencia y buena gobernanza del Consejo Superior de Deportes y vela por el cumplimiento de la reglamentación nacional e internacional sobre la prevención, control y represión del uso de sustancias, métodos y grupos farmacológicos prohibidos, estableciendo una actitud de tolerancia cero contra el dopaje».

«Por tanto», concluye la nota, «la RFEC trabaja en el firme propósito de la limpieza del combinado español y confirma la lucha de la institución, junto a la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte para erradicar estas prácticas tanto en la alta competición profesional como entre los aficionados al ciclismo».

Según una información que publicaba 'El País', la Federación Española de Ciclismo dopó al equipo de pista de los Juegos de Atlanta. Durante un interrogatorio en otoño de 2016 en Lausana, James Buntling, abogado de Bruyneel, preguntó a Luis García Moral, médico deportivo valenciano sancionado a perpetuidad por la Agencia Norteamericana Antidopaje (USADA) por una participación en el sistema de dopaje de Armstrong en el equipo US Postal, si había trabajado para el equipo español de pista y para el doctor Ferrari.

Programa de dopaje

A preguntas de James Bunting, Luis García Moral admite que durante el periodo 1993-1998 trabajó con el doctor Ferrari. Cuestionado sobre si suministró a los ciclistas españoles corticoides durante ese periodo, respondió que «eso no era lo principal. Lo principal era EPO y hormona del crecimiento». A la pregunta de si hubo un programa de dopaje en la selección española de ciclismo entre 1993 y 1998, la respuesta fue tajante: «Sí».

De esta forma, y según 'El País' el médico Luis García del Moral relata ante el Tribunal Arbitral del Deporte cómo administró EPO y hormona de crecimiento a los ciclistas del conjunto olímpico con ayuda del médico de Armstrong.

«Es la primera vez -dice la información- que ante un tribunal se presentan pruebas de que una federación deportiva española (entidades privadas que reciben subvención pública, responsables de la preparación para los grandes eventos y controladas por el Consejo Superior de Deportes) ha organizado y financiado dopaje para aumentar el rendimiento de sus deportistas. Ni la Agencia Española Antidopaje, ni la UCI, ni la AMA, que conocían las declaraciones, han intervenido para investigar los hechos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos