Ciclismo

«Hay que endurecer más el campo aficionado»

Mikel Gaztañaga se dirige a sus corredores./
Mikel Gaztañaga se dirige a sus corredores.

Mikel Gaztañaga termina satisfecho con el año del Ampo y cree que «pasar a profesionales demasiado joven, sin hacerse, puede ser contraproducente»

IÑAKI IZQUIERDOALEGIA.

Mikel Gaztañaga ha concluido satisfecho la temporada de aficionados al mando del equipo Ampo. El conjunto goierritarra ha realizado un calendario exigente y ha obtenido buenos resultados. «Hemos ganado ocho carreras con cinco corredores diferentes. No esperábamos tanto, porque al margen de Peio Goikoetxea el resto del equipo son jóvenes que están con los estudios, y así no es fácil competir contra formaciones tan fuertes como la Fundación Euskadi, el Lizarte o el Caja Rural. En verano, cuando ya terminaron de estudiar, dimos un nivel más alto».

El corredor ermuarra ha sido la gran baza del equipo Ampo, a donde regresó tras su fallida experiencia en profesionales con el Postobon. «A Peio Goikoetxea le ha costado un poco. Al principio, tras la experiencia de Colombia, estaba un poco desmoralizado pero luego le pusimos las cosas claras y ha terminado haciendo una temporada muy buena. Creo que la oportunidad de volver a profesionales, ahora con la Fundación Euskadi, es merecida. Estuvo cerca de colgar la bici, pero le pusimos las pilas y ahí está. Es un corredor bueno y en buena edad para ser ciclista (25 años)».

Que los ciclistas den el salto a profesionales es el objetivo del equipo, reconoce Gaztañaga. «Nosotros estamos para eso, para sacar corredores, y era una pena que un ciclista con ese motor no tuviera una oportunidad».

Gaztañaga mantiene desde hace tiempo un discurso crítico con el límite de edad que impera en el ciclismo amateur vasco, donde no pueden correr ciclistas de más de 26 años. Para el excorredor itsasondoarra, «hay que endurecer más el campo aficionado» para que no se produzca frustración cuando ciclistas demasiado jóvenes pasan a profesionales.

«La casa por el tejado»

«Ya no hay élites en algunos equipos, se da preferencia a los ciclistas jóvenes. Se da la opción de pasar a corredores muy jóvenes y muchas veces en vez de ayudarles se les perjudica. En aficionados hay que hacerse más».

No es la primera vez que el director del Ampo defiende esta tesis: «Yo insisto en que habría que quitar el límite de edad para que hubiera más nivel. Se pasa a los jóvenes antes de que se hagan, en lugar de al revés. Estamos empezando la casa por el tejado».

«Hemos ganado ocho carreras con cinco corredores diferentes, más de lo esperado»

«Iribar y Azparren son juveniles con nivel; el hijo de Llaneras también correrá con nosotros»

Esta temporada, con el ascenso a Continental Profesional del Euskadi-Murias y el paso a Continental de la Fundación Euskadi, los ciclistas vascos han podido disfrutar de oportunidades que hasta hace poco eran imposibles. «Después de unos años, ahora parece que todo son noticias positivas, con la presencia del Murias y la Fundación Euskadi en profesionales. Pero si en aficionados no se sube el nivel, al final ese paso es contraproducente. Hay que ponerse más exigente para dar ese salto». Puntualiza Gaztañaga que «han pasado los mejores, pero eso no quiere decir que alguno quizá necesitase un año más abajo para curtirse».

«En Gipuzkoa, bien»

Los equipos aficionados guipuzcoanos -Ampo, Grupo Eulen y Debabarrena- tampoco encuentran demasiadas facilidades para incorporar buenos juveniles, pero siempre hay corredores interesantes. Gaztañaga confirma que el año que viene el Ampo tendrá «cinco corredores nuevos, entre ellos los guipuzcoanos Unai Iribar y Xabier Mikel Azparren, que tienen mucho nivel y proyección. También correrá con nosotros el hijo de Joan Llaneras».

Asegura que «en Gipuzkoa hay corredores muy buenos. Tenemos tres equipos y hay guipuzcoanos en la Fundación, el Lizarte y el Caja Rural. Corredores que han estado ganando carreras».

Según el director itsasondoarra, «lo que valoramos en el Ampo es el trabajo de grupo. Tenemos muy buen ambiente, eso es clave».

Deportivamente, su idea no cambia y volverán a salir a correr fuera. «Nuestra apuesta es hacer la Copa de España completa y diez u once vueltas. Para un equipo como el nuestro es hasta mucho, a veces andamos justos, pero creemos que hay que salir a esas carreras para encontrar mayor nivel. El año que viene tendremos un equipo sub 23 bastante fuerte, para dar la talla en muchas carreras».

En lo personal, Mikel Gaztañaga continuará al volante del primer coche del Ampo. «Yo estoy animado para seguir, y quiero dar las gracias a Ampo por su apoyo para mantener una estructura como la nuestra, en el Goierriko, con unos cien corredores desde las escuelas al equipo aficionado. También hay que acordarse de todos los patrocinadores pequeños, que, junto a Ampo, hacen que este proyecto salga adelante».

Fotos

Vídeos