Ciclismo

«El culote de este año y la bici limpia»

Los corredores del Eulen atienden las explicaciones de Igor González de Galdeano antes de iniciar el entrenamiento, el jueves en Zarautz. /
Los corredores del Eulen atienden las explicaciones de Igor González de Galdeano antes de iniciar el entrenamiento, el jueves en Zarautz.

El Grupo Eulen ha realizado sesiones especiales de trabajo en navidades. El equipo zarauztarra de aficionados ha combinado los entrenamientos conjuntos con una serie de charlas sobre diferentes aspectos

IÑAKI IZQUIERDO

Txomin Perurena ha contado más de una vez que cuando era corredor pensaba que el primer mandamiento del ciclista era atacar. Y que luego, ya de director, comprobó que no era así cuando una vez, al llegar a una carrera, uno de sus ciclistas le dijo que se había olvidado las zapatillas y «menos mal que un portugués le dio dos pares...». Y que desde ese día sabe que el primer mandamiento del ciclista es no dejárselas en casa.

El mundo cambia, pero lo importante sigue siendo lo mismo. Que la anécdota sigue vigente ha quedado de manifiesto estos días con las interesantes jornadas de trabajo que ha desarrollado, aprovechando las vacaciones navideñas, el equipo de aficionados Grupo Eulen, compuesto casi en su integridad por ciclistas sub 23 que compatibilizan bici y estudios.

Sucedió cuando uno de sus directores, Jon Lazkano, salió a explicar las líneas maestras de cómo quiere que sea el funcionamiento del equipo esta temporada. Habló de muchas cosas, de cómo correr agrupados en el pelotón, de que no puede ser que no se sepa cómo va el compañero, si alguno va en la fuga, cómo y dónde hay que parar en caso de pinchazo... Hasta que llegó a lo importante.

Ante la mirada entre escéptica y condescendiente típica de los chavales jóvenes de hoy, Lazkano les dijo que a las carreras hay que ir «con el culote de este año, no con el del pasado aunque sea parecido». Silencio en la sala. «Y con la bici limpia». Miradas bajas. «Nada de barro en la vaina trasera del cuadro. Y la cadena limpia y engrasada». Sonrisas de a mí me vas a pillar. Pero el director, que esta película ya la ha visto, advirtió: «Y si no, multa». Alguno ya se frota las manos con la cena de final de temporada...

El Grupo Eulen, que lleva adelante el club Jira Bira zarauztarra, afronta una nueva campaña en el mundo aficionado y ha querido cambiar su funcionamiento interno. Ha organizado dos jornadas completas de entrenamientos conjuntos, comida y charlas vespertinas sobre diferentes aspectos del ciclismo, técnicos y externos a lo puramente deportivo, dentro de su filosofía de formación. El sábado 20 completarán una tercera cita.

El trabajo comienza con un entrenamiento de unos 120 kilómetros con salida y llegada a Zarautz. El primero tuvo lugar el 27 de diciembre, bajo unas condiciones climatológicas infernales.

Redes sociales, preparación...

Jon Lazkano, uno de los directores y preparadores del equipo junto a Igor González de Galdeano, Txetxa Izagirre y Sergi Tomas, dio unas pinceladas técnicas, tácticas y de organización del equipo en un lenguaje y un tono muy directos, ideales para conectar con los chavales. Impartió instrucciones estrictas sobre la vestimenta y la disciplina horaria, «hora y cuarto antes de las carreras, todos en la furgoneta para la reunión técnica. Solos. Agradecemos la ayuda de los padres y su cercanía, pero a partir de ese momento somos nosotros sus responsables».

Explicó qué hay que hacer para volver la pelotón después de un pinchazo y cómo se corre agrupados para no perder el control de lo que pasa en carrera, en una categoría donde no hay pinganillos.

Pero no todo termina en la carretera. El zarauztarra Eneko Garate impartió una charla sobre las redes sociales, y la utilidad que pueden tener para los corredores el campo amateur. Destacó la importancia de tener visibilidad e hizo hincapié en su uso razonable. «No hacer ni decir nada en las redes sociales que no haríais o diríais cara a cara», fue su consejo más valioso.

El jueves se repitió la experiencia con otra sesión de unos 120 kilómetros y charlas sobre el entrenamiento y la alimentación. Y, de nuevo, el recuerdo de Perurena. «Todo el mundo habla de la alimentación, de lo que hay que comer y no, pero a ver si se nos va a olvidar que lo primero es entrenar», avisa el máximo responsable del equipo, Ismael Etxarri.

Está satisfecho con el equipo que ha reunido, aunque dice que «hay que ser realistas. Nos gusta la formación, en un entorno como el campo aficionado que está profesionalizado con estructuras como Lizarte o Caja Rural. Por eso captamos chavales que estudian, metódicos y que se lo toman en serio. Ese es nuestro perfil. Gente con ganas de formarse como ciclista y como persona».

Por eso este año toda la preparación se llevará «dentro del equipo, con dos licenciados en IVEF como Lazkano y González de Galdeano. Antes cada uno iba con su preparador». Tienen actualmente nueve corredores a la espera de los dos colombianos que llegarán por el convenio con el Postobón. «Queremos tener doce, pero bien elegidos», explica Etxarri. De los que no vienen con el culote del año pasado ni la bici sucia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos