Ciclismo

La Itzulia se plantea eliminar la contrarreloj

Primoz Roglic, en la crono de este año en Lodosa./EFE
Primoz Roglic, en la crono de este año en Lodosa. / EFE

Los organizadores estudian alternativas a un formato que no atrae a los aficionados a la carretera y tampoco tiene buena audiencia televisiva

Iñaki Izquierdo
IÑAKI IZQUIERDO

La Vuelta al País Vasco está estudiando la posibilidad de eliminar la contrarreloj de la próxima edición. Los organizadores de la Itzulia sopesan introducir una modificación que sería de gran calado tras constatar que la lucha individual contra las manecillas del reloj atrae a menos aficionados a las carreteras y también genera un acusado bajón en las audiencias televisivas.

La crono de la edición de este año, en Lodosa, no ha dejado satisfecho nadie, salvo a Primoz Roglic (Lotto-Jumbo), el ganador. Ya sufrió críticas previas, ya que su trazado totalmente llano no encajaba bien en la tradición de la carrera. Una vez sobre el terreno, se constataron los temores al ver las interminables rectas del recorrido vacías de público. La jornada fue la menos seguida en televisión con diferencia.

La supresión de la crono es una hipótesis de trabajo y no está aún decidido que vaya a desaparecer. La edición de 2019 comenzará en Zumarraga y acabará en Eibar, pero no en Arrate sino en el casco urbano.

Opiniones diferentes

Los directores de los equipos no mantienen una opinión unánime ante esa posibilidad. Jon Odriozola (Euskadi-Murias) no lo ve con malos ojos. «Cada uno la verá en función de los corredores que tenga en el equipo y si tienes contrarrelojistas no te va a gustar, pero independientemente de eso, como aficionado, creo que la supresión de la contrarreloj le podría dar más emoción a la carrera. En el ciclismo de hoy en día, en las vueltas de una semana, cuesta hacer las diferencias y es en las cronos donde más diferencia hay entre los favoritos. Pero también es verdad que una crono compensa las posibilidades de diferentes tipos de corredor».

El director del Education First, Juanma Garate, opina que «la contrarreloj le da un aliciente importante a una ronda tan montañosa como la Itzulia. Puede abrir la carrera». No la eliminaría, y lanza una propuesta: «Yo haría algo espectacular, un prólogo. Podría colocarse de líder alguien que no esté entre los máximos favoritos y eso obligaría a mover la carrera, a la gente a arrancar. Reuniría a bastante gente y acercaría al aficionado a los ciclistas, que es importante. Carreras como Dauphiné o Romandía lo tienen y funciona bien».

Cree que «podría hacerse en una ciudad, en un trazado espectacular y no llano, por supuesto. De seis o siete kilómetros y rápido. Yo no quitaría la crono porque bien empleada da mucho juego».

Eugenio Goikoetxea (Caja Rural) opina que «no sería un problema porque hay carreras con y sin contrarreloj. A los 20 capos no les iba a afectar, pero sin crono la carrera puede quedar abierta para otro tipo de corredor, cambiar el perfil del ganador. Pienso en alguien como Pello Bilbao, por ejemplo. Pero nunca se sabe si es bueno o malo. Igual quitas la crono y la vuelta se decide por el puestómetro. Los equipos se amoldarían al recorrido».

Matxin, director del UAE Emirates, coincide con que los equipos sabrían adaptarse, pero añade que preferiría un cambio antes que eliminarla. «Una crono dura, donde se decida gran parte de la victoria, está en la esencia de la Itzulia. Recuerdo una hace muchos años en Arantzazu, la más reciente en Aia... Esta carrera tiene mucha identidad propia y a los ciclistas les gusta venir por eso, porque se sienten queridos por la afición. Una crono atractiva atrae a mucho público, que puede ver uno a uno a los ciclistas. Personalmente, me gustaría una crono explosiva y difícil. Pero si la quitan porque la alternativa es hacerla plana, me parece bien que la quiten».

En ese punto hay coincidencia. Garate no quiere que se repita el modelo de este año. «Llana, en un lugar a desmano de todo y con las carreteras vacías. Por eso soy partidario de la idea del prólogo». Odriozola reconoce que «la contrarreloj es la etapa más aburrida y habría que darle otro picante. Una muy de especialistas es lo más monótono». Para Goikoetxea, hay otra clave, que es la «ubicación. Este año estaba muy apartada de la carrera y quizá por ahí vinieron las quejas». El debate está abierto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos