Ciclismo

Francia, a la caza de los motores en el pelotón

Un comisario busca dispositivos prohibidos en las bicis de los corredores en el Tour de Francia. :: /Jean-Paul Pelissier/reuters
Un comisario busca dispositivos prohibidos en las bicis de los corredores en el Tour de Francia. :: / Jean-Paul Pelissier/reuters

La justicia gala investiga la presencia de dispositivos escondidos en los cuadros de las bicicletas de los corredores

LUCA CORSI

Dos jueces franceses han sido designados para investigar la presencia de motores escondidos en los cuadros de las bicicletas en el pelotón internacional, según publicó ayer el semanario ‘Le Canard Enchaîné’.

La publicación señala que el pasado enero la Fiscalía financiera abrió una investigación preliminar sobre este asunto, que ha desembocado en el nombramiento de dos jueces instructores, Claire Thépaut y Serge Tournaire.

Los magistrados se centran en desentrañar los vínculos entre los grandes equipos del pelotón, empresas privadas y altas instancias del ciclismo.

Según ‘Le Canard Enchaîné’, «un pacto de corrupción firmado al más alto nivel internacional ha beneficiado a grandes corredores» en cuyas bicicletas se instalaron las últimas tecnologías en materia de motores eléctricos.

Los magistrados sospechan que estos mecanismos no son detectados por los medios de vigilancia puestos en marcha por la Unión Ciclista Internacional (UCI), que asegura haber procedido a más de 50.000 controles en cada uno de los dos últimos años, 4.000 de ellos en el pasado Tour de Francia.

También se informa de que la investigación analiza «los vínculos entre los equipos internacionales, las empresas privadas y las máximas autoridades de la industria del ciclismo». Sugiere que «las actuaciones ‘extraterrestres’ en algunas escaladas han llevado a dudas: han ido más allá del ‘dopaje biológico’ que se ha utilizado en el pelotón durante más de un siglo».

La UCI, receptiva

El artículo de ‘Le Canard Enchaîné’, publicado en la portada de la revista, generó un comunicado de la a UCI: «La Unión Ciclista Internacional toma nota de la información publicada en Le Canard Enchaîné informando de que se está llevando a cabo una investigación en Francia en el contexto de la lucha contra el fraude tecnológico. Recibimos con agrado toda la ayuda que pueda brindarnos en este campo, que es una de las prioridades clave del mandato del presidente de la UCI, y estamos disponibles para proporcionar cualquier ayuda necesaria a las jurisdicciones competentes».

La UCI ha realizado miles de comprobaciones contra el dopaje mecánico utilizando un dispositivo de tableta que detecta campos magnéticos. Sin embargo, varios medios han denunciado el uso de ruedas magnéticas ocultas y otras tecnologías que dificultan la detección con la tableta.

Hay tres casos confirmados de dopaje mecánico. En 2016, la sub 23 belga Femke Van den Driessche fue cazada con un rudimentario motor oculto en su bicicleta en el Mundial de ciclo-cross y fue sancionada con seis años. En octubre, el máster francés Cyril Fontayne fue descubierto en una carrera regional en Périgueux. En Italia, otro veterano fue atrapado con un dispositivo similar. En estos dos últimos casos aún no hay sanciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos