Ciclismo

Bizkarra y Bravo, doblete de Euskadi-Murias en Cerler

Txoperena, Bravo, Samitier, Barceló y Aberasturi, tapado, elevan a Bizkarra en el podio. / EFE
Txoperena, Bravo, Samitier, Barceló y Aberasturi, tapado, elevan a Bizkarra en el podio. / EFE

El mañariarra es tercero en la general final de la Vuelta a Aragón, que gana Jaime Rosón, con el lazkaotarra, quinto

O.O.G.

Más de dos años llevaba Euskadi-Murias tratando de dejar en cualquier esquina la pesada mochila de lograr su segunda victoria, tras aquella con la que Imanol Estévez hizo historia en Alentejo. Y sin embargo, en apenas tres días, el equipo vasco se ha liberado por dos veces. El viernes, el alavés Jon Aberasturi hizo diana en Caspe, y ayer el vizcaíno Mikel Bizkarra acertó en Ampríu-Cerler. En ambas victorias estuvo cerca el lazkaotarra Gari Bravo, tercero en el repecho y segundo ayer tras su compañero.

Gracias a la bonificación, Bizkarra acabó tercero en la general final, a seis segundos de Jaime Rosón (Movistar), que aventajó en cuatro, los cuatro de regalo que logró por su tercer puesto ayer, a Javier Moreno (Delko-Marseille).

La escuadra de Jon Odriozola ganó también por equipos, la montaña (Bizkarra) y la regularidad (Jon Aberasturi, líder de la general hasta ayer). «Euskadi ha vuelto a lo grande al ciclismo de máximo nivel. Seguiremos trabajando con humildad, pero con la misma ilusión y ganas», valoró ayer el oñatiarra.

La culminación de los 126,6 kilómetros con salida en Sabiñánigo fue la soñada por el conjunto verde, que puso contra las cuerdas al Movistar liderado por Rosón y Marc Soler.

Fue el propio Bizkarra el primero en arrancar, a casi nueve kilómetros de la cima, esperando que su tiempo perdido en la general le diera cierta liberta. «Ha sido bastante arriesgado», reconoció en la meta. Fue cazado a 5,5 kilómetros por el estonio Taaramae, el portugués Figueiredo, Moreno, Bravo y Rosón, que les remachó a continuación.

Si el zamorano no ganó la etapa, en buena medida fue por el generoso trabajo de Taaramae, que logró la fusión y catapultó a Bizkarra a falta de 1,7 kilómetros. Con Bravo cubriéndole la espalda, el pequeño escalador de Mañaria estrenó su palmarés profesional a los 28 años. «He sabido aprovechar que no estaba bien en la clasificación general y que iba a estar menos vigilado. Cuando Taaramäe ha cogido a Rosón sabía que era el momento de intentarlo y que me iban a dejar porque estaba menos vigilado», señaló el ganador, que elogió la labor de Bravo como «encargado de cerrar los huecos para intentar alcanzarme».

Sin duda, la Vuelta a Aragón ha supuesto un hito en los cuatro años de historia del Euskadi-Murias. «Mi triunfo ha sido la victoria del trabajo de todo el equipo durante toda la vuelta», afirmó Mikel Bizkarra, que por primera vez subió al podio final de una carrera por etapas.

El siguiente compromiso del Euskadi-Murias será la Vuelta a Noruega (2.HC), del miércoles al domingo, que contará con una mejor participación y varios equipos World Tour, además del Caja Rural. Del viernes al domingo, afrontarán también la París-Arras (2.2).

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos