Ciclismo

Un adoquín en memoria de Michael Goolaerts

Adoquín por Goolaerts./
Adoquín por Goolaerts.

Un grupo de aficionados depositó ayer un adoquín -el trofeo que se lleva el ganador de la París-Roubaix- en el punto en que cayó a consecuencia de un paro cardíaco Michael Goolaerts, que horas después fallecería. Tenía 23 años y pasó controles médicos en noviembre en los que fue declarado apto para correr y nunca había mostrado signos de enfermedad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos