Diario Vasco

ciclismo

Armstrong se enfrenta a la ruina

Armstrong se enfrenta a la ruina
  • Irá a juicio por manchar la imagen de la compañía US Postal, que le reclama 100 millones de dólares

La increíble historia de Lance Armstrong no tiene fin. Primero se levantó del quirófano donde venció al cáncer para ganar siete veces el Tour de Francia. Luego, tras acumular dinero y fama, confesó que sus victorias estaban adulteradas por el dopaje. Inmediatamente, fue desposeído de sus títulos y su nombre quedó tachado de la historia del ciclismo. Hasta le hicieron una película. Pero ni así se acaba su cinematográfica historia. Ahora, el juez del distrito de Columbia Christopher Cooper le obliga a someterse a un juicio por los perjuicios que su escándalo de dopaje causó a la empresa pública de correos, US Postal, que fue patrocinadora del equipo del corredor tejano. La compañía le reclama 100 millones de dólares. Tras la ruina deportiva, Armstrong se enfrenta a la ruina económica. Su descenso continúa.

US Postal financió a Armstrong en su época dorada, de 2000 a 2004. Era el dueño del ciclismo. Y era, además, un icono de la lucha contra el cáncer. El héroe americano. US Postal invirtió unos 33 millones de dólares. En 2013, ya retirado, Armstrong confesó en el programa televisivo de Oprah Winfrey que había recurrido a fármacos y prácticas prohibidas en todas sus victorias en el Tour. La Unión Ciclista Internacional (UCI) le desposeyó de esos triunfos y le sancionó de por vida. El mundo de Armstrong se vino abajo. Su figura quedó definitivamente manchada. El juez Cooper va más allá: considera que el ciclista ha perjudicado la imagen de la empresa de correos y que le provocó pérdidas. En su deriva, Armstrong inicia una carrera judicial que puede vaciarle los bolsillos que llenó haciendo trampa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate