Diario Vasco

CICLISMO

Hace una semana, Quintana; y esta vez, Valverde

Valverde se ata el maillot al coronar Collado Bermejo, en su cabalgada de más de 70 kilómetros.
Valverde se ata el maillot al coronar Collado Bermejo, en su cabalgada de más de 70 kilómetros. / EFE
  • El de Las Lumbreras gana la Vuelta a Murcia mientras el colombiano regresa de Italia tras inspeccionar dos etapas de montaña del Giro

Nairo Quintana reventó hace una semana la Vuelta a la Comunidad Valenciana con un show en solitario en la ascensión a Mas de la Costa. Ayer el monólogo corrió a cargo de Alejandro Valverde en la Vuelta a Murcia, con un ataque a 70 kilómetros de meta.

Los líderes de Movistar se dedican a hacer exhibiciones cuando aún faltan meses para sus objetivos principales de la temporada. No están en forma, pero sus condiciones les permiten realizar este tipo de ataques.

Mientras Valverde se lucía ante los suyos, Quintana regresaba de Italia después de reconocer dos etapas del Giro. El colombiano, acompañado de Rubén Fernández, subió a Piancavallo, final de la etapa 19, y recorrió también el final de la vigésima, ascendiendo el muro de Ca' del Poggio, Monte Grappa y Foza.

Se da la circunstancia de que Piancavallo se subió en 1998, cuando Marco Pantani hizo el doblete Giro-Tour, mismo objetivo de Quintana este año. En 2004, el colombiano también reconoció el trazado del Giro antes de correrlo. Entonces subió el Zoncolan. Ganó aquella edición de la corsa rosa.

Los Izagirre y Bravo, delante

Valverde, que el 25 de abril cumplirá 37 años, sumó ayer su quinto triunfo en la ronda murciana tras las conseguidas en 2004, 2007, 2008 y 2014 después de saltar del pelotón en el ascenso a Collado Bermejo. El único que en primera instancia pudo aguantar su acelerón fue Jon Izagirre, que debutaba con sus nuevos colores del Bahrain Mérida. El ormaiztegiarra tuvo que ceder pero demostró que, como todas las figuras del pelotón, está en forma pese a lo incipiente de la temporada.

En el grupo perseguidor del murciano también se incrustaron Gari Bravo (Euskadi Murias) y Gorka Izagirre (Movistar), además de Tony Gallopin (Lotto), Robert Kiserlovski y Simon Spilak (Katusha). La falta de entendimiento permitió que más corredores entraran en el grupo en los últimos kilómetros.

Valverde explicó que «con la victoria de Nairo en Valencia se está dando un inicio de temporada muy bueno para nosotros, demostrando que por algo hemos sido el mejor equipo del mundo por cuarta vez en 2016. El miércoles empezaremos Andalucía, con Alberto Contador y otros corredores muy buenos enfrente, y habrá que estar con ellos».

«Cuando Valverde ha roto la carrera, en cabeza se han quedado muy pocos corredores, de mucho nivel, y hemos estado ahí presentes con Gari Bravo. Ha vuelto a demostrar su calidad», destacó Jon Odriozola, director del Murias. Hoy se disputa la Clásica de Almería.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate