Diario Vasco

Plata en el Mundial suizo de Wetzikon detrás de Simunek

Jokin Mujika tenía unas condiciones físicas únicas para el ciclo-cross. Muy fuerte físicamente, su nivel era mundial, no de andar por casa. Zapateaba (correr a pie con la bicicleta al hombro) de forma espectacular. Quedó subcampeón del mundo juvenil, en Wetzikon (Suiza), en 1980, en un trazado que era puro hielo. Le ganó otro prodigio, el checo Radomir Simunek. En un circuito muy peligroso, cuando atacó Simunek le llevaba ya mucho tiempo. Le quitó muchos segundos pero no llegó hasta el checo. A Simunek la vida le resultó más dura que el ciclismo. Tuvo un accidente de coche en el que fallecieron tres personas, lo que le llevó a la cárcel. El presidente checo le conmutó la pena. Murió de cirrosis en agosto de 2010.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate