Diario Vasco

CICLISMO

Max Walscheid, del hospital a ganar cinco etapas en Hainan

Max Walscheid, del hospital a ganar cinco etapas en Hainan
  • Fue uno de los seis corredores del equipo Giant que resultó atropellado en el mes de enero en Calpe

Max Walscheid es uno de los nombres que ha poblado el pelotón del WorldTour esta temporada y al que la vida le ha dado un segunda oportunidad en el mundo del ciclismo y del que nadie había oído hablar, salvo los muy metidos en este deporte, hasta hace unos días.

Su nombre ha comenzado a sonar después de ganar cinco etapas en la Vuelta a Hainan, en China, con los colores del equipo Giant, una carrera que no cuenta con mucho pedigrí. Tiene 23 años, mide 1.99, pesa 90 kilos y no hay que decir que es un esprinter, otro 'panzer' del ciclismo alemán que terminó segundo en el Campeonato de fondo en carretera de su país, entre Greipel y Kittel. Walscheid, que es de Heidelberg, una ciudad con una universidad muy prestigiosa en Alemania, no solo está agradecido a las victorias que ha logrado, sino también a estar vivo.

La vorágine de una temporada ciclista termina por engullir todo, salvo a los grandes protagonistas del año. Max formaba parte del sexteto de ciclistas del equipo Giant que fueron atropellados el 23 de enero por una conductora que invadió el carril contrario de la carretera mientras entrenaban en los alrededores de Calpe y les partió la temporada y a alguno, hasta la vida. Completaban ese grupo John Degenkolb, Chad Haga, Warren Barguil , Ramón Sinkeldam y Fredrik Ludvigsson.

Max sufrió una fractura de tibia, pulgar y muñeca en aquel accidente y se pasó tres meses con muletas. Tuvo que pasar varias veces por el quirófano para que le insertasen placas de metal para ayudarle en su largo proceso de recuperación. Estuvo muy grave.

Cuatro meses después de aquella tragedia volvía a correr en la Vuelta a Bélgica y luego sería segundo en el campeonato de Alemania en línea. Había conseguido puestos en algunas carreras, pero en Hainan ha saltado a un primer plano, aunque no es el primer ciclista que causa estragos en esa carrera china, con sus cinco triunfos, los mismos que ha logrado Tom Dumoulin.

A Walscheid se le escapó la primera etapa por ingenuo. En Hainan ganaron, hace años, Theo Boss seis etapas. El holandés Kenny van Hummel, que logró cuatro o que el ruso Boris Shpilevsky, que logró seis.

Walscheid es el corredor más gigantesco que ha dado el ciclismo mundial puesto que el belga Van Summeren mide dos centímetros menos.

Antes de centrarse en el mundo del ciclismo estudió medicina en Heidelberg durante seis meses, una carrera que le gustaría poder terminar más adelante. Sus sueños como ciclista pasan por los Campos Elíseos o la París-Roubaix y entre sus aspiraciones están las de poder correr el maratón de Colonia. Con el físico que tiene no lo va a tener fácil este corredor que está muy unido a su familia.

En Heidelberg la subida más larga que tiene es el Königsstuhl, que tiene cinco kilómetros de ascensión y un desnivel de 350 metros, lo que tampoco le ha permitido mejorar muchos en las subidas. Su canción favorita es 'Can't Be Touched de Roy Jones Junior.

Ludvigsson, vía Twitter

Precisamente uno de los corredores que formaban parte del grupo que se vio implicado en la caída de Calpe, el sueco Fredrik Ludvigsson, no ha sido renovado. Terminaba su contrato de dos años con Giant. Tiene 22 años y ha vuelto a anunciarse por twitter donde ha escrito «si alguien conoce un equipo que necesite un corredor fuerte para 2017, póngase en contacto conmigo» y aporta su correo electrónico. «El problema es que es ya muy tarde para encontrar equipo. Todos los grupos con los que he hablado tienen cerradas sus plantillas para 2017. Si no encuentro equipo me tendré que tomar un año sabático y volver a intentarlo en 2018» ha dicho Fredrik.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate