Diario Vasco

CICLISMO

«A Sagan solo me quedará felicitarle cuando bata mi récord»

Erik Zabel, con Mark Cavendish tras una etapa del Tour.
Erik Zabel, con Mark Cavendish tras una etapa del Tour. / REUTERS
  • A los 46 años, el ganador de cuatro Milán-San Remo y de seis maillots verdes del Tour trabaja para Movistar

Sentado en un sillón, con un maletín a su lado, tenía todo el aspecto de ser un ejecutivo de alguna de las marcas proveedoras del equipo Movistar. En efecto, se trataba del representante de las bicicletas Canyon que surten a la formación de Eusebio Unzue, con la diferencia de que su nombre es uno de los grandes del ciclismo mundial. Es el alemán Erik Zabel. Con un aspecto impecable a los 46 años, Zabel dedica parte de su tiempo a trabajar para la empresa alemana de bicicletas: «Soy el enlace de la empresa con Movistar, a la que suministramos el material, igual que al Katusha», nos explica en perfecto francés.

Ganador de cuatro Milán-San Remo, de seis maillots verdes del Tour, de doce etapas en la prueba francesa, de ocho en la Vuelta a España, entre otros muchos triunfos, nos decía que «el ciclismo ha cambiado mucho con respecto a mi época y ha cambiado a mejor en los últimos veinte años. Veo un deporte con muchas posibilidades para el futuro. La gente se prepara muy bien, los métodos de preparación han mejorado mucho, la alimentación, las bicicletas. En realidad muchas cosas han mejorado y eso beneficia a los corredores. En mi época no había tantas posibilidades, ni tantos medios. Este deporte ha cambiado mucho y a mejor».

A Peter Sagan le queda una única victoria para igualar su récord de seis maillots verde del Tour y dos para superarlo. Sonríe Zabel cuando le hablamos del doble campeón del mundo: «Sagan es un corredor que es capaz de ganar a lo largo de todo el año». Le decimos que en un año puede batir su récord y nos corrige: «En un año puede igualarlo y en dos lo batiría y solo me quedará felicitarle, decirle 'chapeau'. Es la vida. Sagan es un fantástico corredor, un grande, muy completo, un espectáculo de ciclista». Es doble campeón del mundo, un título que a Erik Zabel se le resistió. Solo pudo lograr dos medallas de plata y una de bronce. La primera de plata, en Verona, en 2004, por detrás de Óscar Freire: «Me encontré con muy buenos corredores en esa prueba».

Para las pruebas de tres semanas habla de «Froome y Quintana, los mejores para ese tipo de carrera. Valverde es un ciclista ideal para las clásicas de las Ardenas, pero también es un corredor significativo en el Tour para su equipo y para Nairo. Tener dos corredores de su potencial es importante para Movistar».

Sobre el británico Chris Froome dice que «ha ganado en tres ocasiones el Tour y Nairo ha sido tres veces podio. Son dos corredores que se centran al cien por cien en el Tour. En 2017, Nairo será de nuevo el gran rival de Froome. Puede ganarle el Tour. Esta siempre ahí».

Cavendish, aerodinámico

Buen conocedor de los hombres rápidos del ciclismo mundial, Zabel afirma que «el más completo de todos es Sagan. Es un corredor fantástico. Kittel y Greipel son fuertes, lo mismo que Cavendish. Kittel y Greipel tienen una gran potencia, pero Cavendish es el más aerodinámico de todos ellos. Para mí esa es la gran diferencia que le ha permitido y le permite ganar tantas carreras».

El ciclismo alemán ha vuelto a resurgir «y ahora hay bastante corredores, tres o cuatro muy buenos, y dos equipos del WorldTour casi alemanes si contamos al Katusha (que tiene una firma alemana, Alpecin, como segundo patrocinador). Es fantástico. Hay también muchos jóvenes y carreras para ellos. Esas dos cosas son importantes puesto que surgirán ciclistas de más nivel».

Tiene un hijo corredor, Rick, del que afirma que «un día lo hace bien y otro mal. Le falta regularidad. Poco a poco se irá formando como profesional».

Sigue andando en bicicleta, pero como «afición. Unas dos horas cuando puedo para disfrutar del ciclismo, pero nada de competiciones ni nada de eso». Un grande.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate