Diario Vasco

ciclismo

El descenso a los infiernos de Aitor González

El descenso a los infiernos de Aitor González
/ AFP
  • El exciclista guipuzcoano de Euskaltel fue pillado in fraganti mientras rompía con un martillo el escaparate de una tienda de teléfonos móviles de Alicante

Aitor González no levanta cabeza. El exciclista de Euskaltel, ganador de la Vuelta Ciclista a España de 2002, fue detenido el pasado martes tras, presuntamente, ser sorprendido cuando rompía con un martillo el escaparate de una tienda de teléfonos móviles de la ciudad de Alicante.

Según han confirmado fuentes policiales, el suceso se produjo sobre las 2 horas del pasado día 25 en un establecimiento situado en la calle García Andreu, en el centro de la ciudad, donde supuestamente González ya había fracturado la persiana y roto el cristal con un martillo, cuando fue sorprendido por un agente fuera de servicio alertado por los ruidos. Una patrulla policial arrestó a González 'in fraganti' antes de que llegara a culminar la sustracción.

Aitor González, nacido en Zumárraga (1975), reside desde hace años en San Vicente del Raspeig, a menos de diez kilómetros de Alicante. Ganador de la Vuelta Ciclista a España en 2002 con el equipo Kelme y vencedor en una etapa del tour de Francia (2004) y otras tres en el Giro de Italia (dos en 2002 y una en 2003), no es la primera vez que es detenido desde que colgó la bicicleta.

Según el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), el exciclista ha pasado a disposición judicial en un juzgado alicantino por tentativa de robo y el juez le ha dejado libre provisionalmente.

Precedentes

En agosto de 2007 el ex ciclista fue condenado por un juzgado alicantino a una multa de 1.080 euros y a la retirada del carné de conducir durante un año y un día por ir al volante bajo los efectos del alcohol y la cocaína y poner en riesgo la seguridad del tráfico.

Además, en enero de 2008 fue detenido en Elche por, supuestamente, participar en una agresión al gerente y a un empleado de una inmobiliaria ilicitana en un asunto relacionado con una deuda, y en 2011 también fue capturado por su presunta implicación en una estafa de algo de más de 1.000 euros a una entidad bancaria.

Aitor Gonzalez abandonó el ciclismo profesional cuando problemas relacionados con el dopaje provocaron que no renovara su contrato con la escuadra naranja a finales de 2005. Tras los hechos, por los que fue inhabilitado dos años, despareció del mapa ciclista.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate