Diario Vasco

CICLISMO

El Mundial de Catar podría cambiar sus recorridos por el calor

Los Campeonatos del Mundo de ciclismo en carretera, que se celebrarán entre el 9 y el 16 de octubre en Doha, la capital de Catar, podrían sufrir serios cambios en los recorridos de las diferentes pruebas en función de las altas temperaturas que se esperan en esas fechas en el país.

De momento, la Unión Ciclista Internacional ha anunciado un protocolo especial en el caso de que las temperaturas puedan resultar peligrosas para la integridad física de los participantes.

Hay riesgos de que se sobrepasen los 40 grados, por lo que la UCI ha formado un grupo de cuatro expertos que examinará las previsiones meteorológicas en la zona para esas fechas antes de cada prueba. Normalmente, el trazado de los mundiales para profesionales suele rondar los 250 kilómetros, lo que obliga a los ciclistas a estar al menos seis horas y media encima de la bicicleta.

En Catar, donde además del calor habrá que contar con las tormentas de arena y el viento, la UCI se podría ver obligada a dejar el trazado, al menos inicialmente, en 150 kilómetros, que podrían quedarse en cien, todos ellos en el circuito final, es decir siete vueltas a un circuito de 15,2 kilómetros, lo que arroja 106,3 kilómetros, es decir entre dos y tres horas de carrera, si finalmente no se sale a las carreteras que discurren por el desierto. El Mundial se convertiría en un criterium con tiempos.

De momento, las temperaturas previstas a día de hoy hablan de 35 grados. La UCI tiene previsto que motos con agua abastezcan a los corredores, que ya se plantaron en la Vuelta a Omán de 2015, al alcanzarse unas temperaturas de 50 grados. El Mundial podría quedar desdibujado, algo en lo que no pensó la UCI cuando se lo concedió a Catar.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate