Diario Vasco

«He soñado con dejar el ciclismo en la Clásica de Donostia»

- Muchos años después volverá a correr con Alberto Contador en el mismo equipo

- Cuando yo firmé con Astana, Lance Armstromg no había dicho que volvía al equipo. Yo tenía ilusión de correr con Johan Bruyneel. Me gustaba cómo llevaba las carreras. Creía que necesitaba un cambio. Cuando me fui con Bruyneel, Alberto lo entendió. Yo estaba en su grupo con Paulinho, Noval y Navarro. Es un corredor que siempre he apreciado, hablo con él en las carreras. Desde el Dauphiné me iba preguntando cosas del equipo. Con él tenemos nuevas ilusiones. Cambiaremos la forma de correr. Con Alberto sales siempre a ganar.

- ¿Cubrirá en 2017 toda la temporada o se despedirá antes del ciclismo profesional?

- He soñado que la Clásica de San Sebastián sea mi última carrera como profesional, pero de momento es eso, un sueño. Ya veremos. Si lo hago lo decidiré uno o dos meses antes. Sería algo bonito dejarlo en la carrera de casa y en una prueba que resulta atractiva. Sería muy duro estar pensando desde ahora en ello. Lo haré a su tiempo.

- ¿Lleva la cuenta de los kilómetros que ha cubierto como profesional?

- Solo en profesionales, en veinte años, unos 30.000 por temporada, lo que suma 600.000 kilómetros. Llevo en la bicicleta 31 años, desde que comencé en la escuela de Usurbil a los 9. Hacíamos carretera y ciclo-cross. Los entrenamientos han cambiado. Ahora hago menos kilómetros y un trabajo más específico, con potenciómetro, que me gusta, pero no como lo usan algunos. Lo mismo que hace Froome, de mirarlo constantemente, lo hacen muchos jóvenes. En carrera no lo miro.

- ¿Hay excesos?

- Algún joven ya se ha salido este año de la carretera en una curva por mirarlo. ¡Lo he visto hasta en juveniles! Hay gente que está obsesionada, que lo mira antes de irse a la ducha, cuando los datos siguen estando donde están. Yo no lo empleé hasta seis años después de llegar a profesionales.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate