Un campeón de la República Dominicana nacido en Almansa

Diego Milán ha formado un equipo Continental en ese país y correrá el próximo mundial de ruta profesional con su nuevo país

BENITO URRABURUMirador del Potrero (argentina)

Diego Milán tiene 30 años. Nació en Almansa (Albacete) y su vida en España transcurrió, y transcurre, entre Alicante y su localidad de nacimiento. Se casó con una chica dominicana y adquirió esa nacionalidad. Ese cambió en su vida le ha permitido ganar los dos últimos campeonatos de ruta que se han disputado en ese país. Es el actual campeón de fondo en carretera República Dominicana.

Su equipo, que él ha formado, se ha convertido en el primer grupo profesional de ese país, el Inteja-MMR-Dominican. Una formación de categoría continental en la que hay otros tres españoles, Rubén Menéndez, Joaquin Sobrino e Israel Nuño.

Los dos últimos tienen una trayectoria larga en el ciclismo desde que eran juveniles. Se han convertido en exiliados de un deporte que les ha llevado a competir en una formación que dirige el valenciano Adrián Palomares, el ex corredor profesional valenciano de Carcaixent.

«Hubo una época en la que sentía un cierto rencor por el ciclismo español. Veía que pasaban a profesionales corredores que andaban menos que yo, sólo porque en sus autonomías había equipos y eso me genero una frustración enorme. Pero en vez de hundirme me motivó para seguir corriendo» dice Diego Milán.

Estuvo en cuatro mundiales con la selección española tanto en categoría juveil como en aficionados y quiere acudir a los próximos mundiales de Richmond (Estados Unidos), con su nuevo país, República Dominicana.

«Para seguir compitiendo en otro ciclismo he tenido que correr pruebas muy distintas a las que conforman el calendario europeo. De San Luis, por ejemplo, iremos a correr la Vuelta a la República Dominicana, que es donde tenemos que intentar descansar, aunque aquí lo queremos hacer bien. Luego acudiremos a España, al G.P. Miguel Indurain, La Rioja, Amorebieta, Asturias y Castilla-León. No tenemos presión del patrocinador, así que podemos ir tranquilos, aunque queremos hacerlo bien. También correremos la Vuelta a México».

La empresa Inteja se dedica a proyectos de ingeniería en República Dominicana y es fuerte a nivel económico: «Es de un amigo mío. Hablamos de hacer un proyecto hace dos años y al final hemos conseguido sacar el equipo. En Dominicana hay buenos corredores, de verdad, pero no tenían donde correr y ahora van a tener esa oportunidad de mejorar su nivel. Al final somos un equipo creado para dar oportunidades a los corredores dominicanos. Es un país en el que se vive mucho el ciclismo. Hay mucha gente en las carreteras viendo las pruebas».

La categoría ideal

Diego pasó a profesionales en el grupo Nicolás Mateos, con José Luis D Santos como corredor.Una formación en la que también estaba, entre otros, Beñat Intxausti. También corrió en el Acqua&Sapone, Caja Rural y en un equipo de Luxemburgo, el Differdange.

«Me tomo el ciclismo muy en serio. He conseguido doce victorias en profesionales, algo que muchos ciclistas no han logrado. Ha habido años que he estado en equipos en los que he corrido treinta días y conseguía ganar. Ha sido un largo peregrinaje para seguir corriendo y lo he conseguido. Ves otro tipo de ciclismo, otra forma de correr. Se ven las cosas de forma muy distinta».

Antes de fichar por el Differdange de Luxemburgo estuvo corriendo en Sudamerica sin equipo, sin patrocinador, lo que no le impidió gaanr el Campeonato Nacional de Republica Dominicana, además de etapas en el Tour de Beauce, Independencia y Vuelta a Llagosti.

Su pasión por el ciclismo, por seguir corriendo, le llevó a un peregrinaje y a una convicción: si formaba un equipo no tendría que estar todos los años peleando por conseguir un grupo deportivo en el que correr.

El Inteja puede seguir creciendo en infraestructura, «pero no pasar de categoría Continental. Nos vale para correr todo el calendario de Sudámerica, que es muy amplio. No tenemos necesidad de cambiar de categoría».

Milán ha ganado etapas en la Vuelta a Madrid, la Vuelta a Guadalupe, Vuelta a Rioja, Vuelta a la Independecia Nacional. Vive la mitad del año en Républica Dominicana «y la otra mitad en Almansa, dependiendo del calendario».

Le hace ilusión ver a corredores que han corrido con él y que siguen cosechando triunfos, «y otros con los que has coincidido en carreras, como aquí con Nairo Quintana, Cavendish o Kwiatkowski».

El director del equipo, al menos en la Vuelta a San Luis, es el valenciano Adrián Palomares, que tiene una dilatada trayectoria en el mundo profesional. «Llegue a San Luis para dirigir el equipo femenino Shimano y haré doblete dirigiendo al Inteja. Diego Milán fue el que formó el equipo con el empresario Rafael Tejada y la verdad es que se llevan las cosas con seriedad. No sé si voy a seguir o no de director. Tenemos que hablar. Yo tengo mi trabajo en España y tampoco lo puedo dejar», comenta.

El Inteja es un equipo con una mezcla interesante dominicana y española.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos