Baloncesto

«La victoria ante Al-Qázeres fue un regalo tras todo el esfuerzo de esta temporada»

Onintza Aduriz. /LUIS MICHELENA
Onintza Aduriz. / LUIS MICHELENA

Onintza Aduriz reconoce que el IDK Gipuzkoa está «muy bien y con ganas de despedir el año con una victoria» mañana en La Seu (21.00 h)

MACARENA TEJADASAN SEBASTIÁN.

El IDK Gipuzkoa es un equipo feliz, y no es para menos. Las jugadoras -y su entrenadora, Azu Muguruza- han firmado un inicio de temporada impecable al mantenerse colíderes de la Liga junto al Perfumerías Avenida hasta la séptima jornada. Pero no solo eso. El sábado lograron una victoria histórica en Cáceres tras derrotar por 45-64 al Nissan Al-Qázeres Extremadura. Por primera vez, el IDK Gipuzkoa se mete en la Copa de la Reina por sí mismo.

Casualidad o no, las donostiarras consiguieron el ascenso a la Liga DIA en la misma cancha, en Macayo. «Si ganábamos nos clasificábamos. Este triunfo ha sido como un regalo tras todo el esfuerzo de esta temporada. Estábamos concentradas en lograr ese objetivo y luego lo celebramos como pudimos en el autobús de vuelta, que eran muchas horas. La victoria merecía una buena celebración». Estas palabras de Onintza Aduriz, la jugadora más veterana del IDK debido a la ausencia por lesión de Iulene Olabarria, describen a la perfección la euforia que vive el equipo. No duda en reconocer que «estamos muy bien, supercontentas y motivadas. Cuando se estaba acabando el partido no me lo podía creer. El equipo ha crecido un montón».

Sin descanso

La competición no entiende de fiestas, y las de Azu Muguruza se miden mañana a Cadí La Seu (21.00 horas). Tendrán que esperar un poco para descansar porque a pesar de tener «muchas ganas de despedir el año con una victoria y comenzar bien la segunda vuelta, este va a ser un encuentro muy complicado». Al buen juego de las de Lleida se le suman los días festivos de esta semana. Aun y todo, las donostiarras, que viajan hoy a tierras catalanas, esperan contar con el apoyo del nuevo fichaje, la norteamericana Italee Lucas, que llegó ayer a Donostia y podría debutar con el IDK mañana.

Sea como fuere, Azu Muguruza cuenta con todas las piezas posibles para seguir haciendo historia en la segunda vuelta. Y con ese fin, la entrenadora ha trabajado estos días en la «concentración» de sus jugadoras, uno de los puntos clave para seguir en la buena línea. Entrenar bien es importante para lograr buenos resultados, pero el IDK no olvida las hazañas ya cosechadas. Así las cosas, Muguruza asegura estar «muy orgullosa» por todo lo que está logrando con el IDK: «El equipo se merecía clasificarse para la Copa. Ha trabajado mucho. Estoy muy contenta y con mucha ilusión. Ahora queremos hacer una segunda vuelta parecida a la primera, que el equipo siga en la misma línea. A ver si podemos coger esa racha buena».

Los objetivos están claros, pero siempre existe la duda de cómo puede influir el estrés de lo recién vivido en un futuro. «Al haber mantenido tanta tensión para intentar clasificarte y conseguir las metas propuestas, llega un momento en el que es fácil bajar de tono. Por eso queremos intentar que esto no suceda y estar a la altura en La Seu».

El IDK Gipuzkoa nunca ha ganado en este campo, por lo que el equipo guipuzcoano ya ve la hora de vencer en Lleida y lograr otra victoria histórica más en esta temporada. Las catalanas, por su parte, van octavas en la clasificación (seis victorias y siete derrotas) y vienen de perder ante el Lointek Gernika Bizkaia (60-65). Ambos equipos se quedaron a las puertas de entrar en la Copa de la Reina el pasado fin de semana, pero las victorias del IDK y de Sant Adriá les dejaron sin posibilidad alguna.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos