Baloncesto

Las sensaciones del IDK ante el Ferrol «no fueron buenas, sino de fallar mucho»

MACARENA TEJADA SAN SEBASTIÁN.

«Sabíamos que Esteiro era una pista muy complicada y que el equipo de Ferrol estaba en un buen momento. No fuimos capaces de igualar la renta que cogieron tras el descanso. Las sensaciones del equipo no eran buenas, eran de fallar mucho, y al final las jugadoras se desquiciaron». Este es el análisis que hace Azu Muguruza, entrenadora del IDK Gipuzkoa, del partido del pasado domingo ante el Star Center Uni Ferrol. Tras esta derrota (71-61) el equipo suma dos choques perdidos en lo que va de temporada- el anterior fue contra el Bembibre en casa-.

«No les dejamos llegar a más de 80 puntos como están acostumbradas, pero nos supieron meter canasta en momentos clave». Tras este pequeño bache en tierras gallegas, las guipuzcoanas se cayeron del coliderato, colocándose en tercera posición empatadas con el Girona y el Ferrol. «Siempre que pierdes un partido tienes una sensación agridulce, pero estamos bien, en buena posición. Y aún tenemos cinco partidos en esta vuelta para ganar alguno y estar en la Copa», indica Muguruza, que recuerda que ahora les toca afrontar dos derbis seguidos -el primero este sábado a las 18.00 horas en el Josean Gasta ante el Lacturale Art Araski de Vitoria-. «Los derbis son partidos complicados de jugar. Normalmente son igualados y de mucha tensión. Habrá que prepararlos bien».

Las jugadoras del IDK se muestran de acuerdo con su entrenadora. La pívot senegalesa Toch Sarr, que en Ferrol jugó su partido número cien de liga con el equipo donostiarra, señala que «en Esteiro dimos todo lo que pudimos. Está bien defender pero si no metes, hay problemas. Así es el baloncesto».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos