Final Four

Real Madrid y Fenerbahce parten como favoritos al título

Jaycee Carroll, Sergio Llull y Santiago Yusta, ayer en Belgrado. / EFE
Jaycee Carroll, Sergio Llull y Santiago Yusta, ayer en Belgrado. / EFE

Los de Pablo Laso se miden hoy en semifinales de la Final Four al CSKA de Moscú y los del mítico Zeljko Obradovic al Zalgiris Kaunas

AMADOR GÓMEZ MADRID.

La 'décima' Copa de Europa se la juegan a partir de hoy en Belgrado el Real Madrid y Zeljko Obradovic, entrenador del Fenerbahçe, que él solo acumula, con cinco equipos diferentes, tantos grandes títulos como el club más laureado del continente. En su sexta Final Four en ocho años, el Real Madrid se estrena contra el CSKA de Moscú, que aspira a la 'octava', mientras que en casa de Obradovic, en la capital serbia donde todo empezó para el técnico que atesora un palmarés increíble, el vigente campeón, el Fenerbahce, comenzará la defensa de su corona de la Euroliga frente al Zalgiris Kaunas.

«Sé lo difícil que es llegar hasta aquí e intentar ganar una Final Four», proclamó Obradovic, campeón con Partizan, Joventut, Real Madrid, Panathinaikos -en cinco ocasiones- y Fenerbahçe, que gracias a él disputa su cuarta cita consecutiva por el título y el pasado año conquistó en Estambul la primera de su historia.

Con 58 años y 26 en los banquillos Obradovic afronta su decimoctava Final Four, la primera en su tierra, y reconoce que «la única presión» que tiene es a la que le someten sus amigos Pablo Laso, Sarunas Jasikevicius y Dimitris Itoudis, quienes han sido discípulos suyos. «Son más jóvenes que yo y no sé si aguantaré su ritmo. La principal presión será ver dónde estará Sarunas estar tarde-noche», comentó ayer Obradovic durante una conferencia de prensa en la que Luka Doncic, con solo 19 años, aseguró que tampoco siente en Belgrado esa influencia externa que tanto suele afectar a quienes se encuentran ante los partidos más decisivos. «El año pasado ya aprendí la lección», sentenció el joven base esloveno antes de su marcha a la NBA. Real Madrid -con todos sus jugadores disponibles- y Fenerbahçe apuntan a la final.

El CSKA, pese a haber dominado la larga fase regular de la competición, y el Zalgiris, triunfador en cuartos frente al Olympiacos con el factor cancha en contra, parten a priori con desventaja ante el Madrid. El equipo blanco, además de celebrar el regreso de Sergio Llull tras ocho meses y medio de baja, se ha curtido en el durísimo cruce contra el Panathinaikos, y eso le permite ser optimista para conquistar de nuevo la Copa de Europa tres años después de haberla ganado en Madrid. «Ha sido una temporada muy difícil, con muchas lesiones, pero por fin la gente está preparada para jugar en el momento importante y nos encaminamos a una semifinal fantástica», aventura Pablo Laso, quien tendrá enfrente a Sergio Rodríguez contra quienes fueron sus compañeros. «Este partido es muy especial para mí», dice el base tinerfeño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos