Baloncesto

El IDK no puede con un firme Girona

El IDK no puede con un firme Girona
MICHELENA

Las donostiarras flojean en el segundo tiempo en un encuentro en el que Alleyne vuelve a destacar

MACARENA TEJADA

El IDK Gipuzkoa venció al Spar Citylift Girona en la primera vuelta en el Josean Gasca (72-66). En tierras catalanas, en cambio, fue otro el gallo que cantó. El conjunto donostiarra luchó durante los cuarenta minutos, las jugadoras no bajaron las manos ni para atarse los cordones, pero no pudo ser. El Girona rompió el partido en el tercer cuarto, y las visitantes no pudieron reengancharse

(89-60). Aún y todo, Alleyne –junto a Colhado– volvió a ser una de las protagonistas de la jornada.

Lucas, Brick, Aduriz, Alleyne y Weaver fue el quinteto inicial elegido por Azu Muguruza para salir al parqué. En un primer cuarto en el que el juego estuvo muy igualado, el IDKno perdió la cara del partido. El choque comenzó de manera desordenada, con problemas de concentración para las jugadoras de ambos equipos.

Un ritmo demasiado alto acusaron las visitantes, que tuvieron algún que otro problema para ver el aro. El Girona tampoco estuvo muy acertado en su papel defensivo. Pero llegó el momento de entrar en el duelo y ambos conjuntos se sintieron pronto cómodos. Un triple de Romeo, cuando se habían jugado cinco minutos y medio de partido, abrió la primera brecha (13-6).

El IDK tenía que frenar a sus rivales si querían tener oportunidades de ganar. Así, un precioso aro pasado de Weaver puso el 19-14 al final del primer cuarto del partido.

Dos triples consecutivos de Traore hicieron que el conjunto local se fuera de once puntos, pero las de Azu Muguruza consiguieron, poco a poco, acortar distancia gracias a una buena defensa cerrada.

Para poder anotar hay que defender a conciencia y las donostiarras no iban a poner las cosas sencillas a las catalanas. Así lo demostró Iparragirre cuando puso el 27-22, mientras que el IDK, a su vez, logró un parcial de 0-6.

Segunda parte distinta

Por lo general resultó un partido muy rápido, con pocas faltas. Las guipuzcoanas se agarraban al encuentro aunque el Girona no cediera. Alleyne hizo todo lo posible por sacar adelante a las suyas, con un gran partido (17 puntos y 12 rebotes). Colocó al IDK a 39-35 con un dos más uno. Pero Traore respondió con un triple (42-35). A pesar de la buena actitud del IDK, las cosas iban a cambiar a peor tras el descanso (42-37).

El parcial de 7-0 que inauguró el tercer periodo fue solo un anticipo de lo que estaba por llegar. Weaver, con dos tiros libres, frenó la carrerilla que habían cogido las de Girona (49-39), pero no por mucho tiempo. Que las de Eric Suris eran un hueso duro de roer era algo que se sabía desde antes, y así lo reafirmaron ayer.

A 4.54 minutos del final del penúltimo cuarto el marcador se colocó 56-41. El partido estaba aún vivo, pero el Girona ya comenzaba a irse. Fue entonces cuando las locales lograron la brecha que necesitaban para desgastar a las donostiarras. Poco a poco el IDK se desinflaba y cerraron este cuarto con la máxima diferencia hasta el momento, veinte puntos (68-48).

Las catalanas ya mostraban una actitud defensiva más alta y las donostiarras, en cambio, no eran capaces de anotar. Los veinte puntos pesaban. Así, el Girona metió la quinta. Las donostiarras pelearon para frenarles, pero no lo lograron.El partido estaba ya roto y las ansias y nervios de las jugadoras de Muguruza solo les jugaban malas pasadas.

El domingo volverán a jugar en el Josean Gasca contra el Ferrol, a las 12.15 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos