Baloncesto

La pívot estadounidense Alleyne ocupará la décima ficha del equipo

Aunque el IDK en un principio descartó su fichaje debido a una lesión, la operación ha salido bien y ya entrena de manera regular

M. TEJADA SAN SEBASTIÁN.

Parece que esta temporada la pívot estadounidense Jillian Alleyne (1994, California) estaba destinada a jugar en las filas del IDK Gipuzkoa.

Ya desde un inicio, la jugadora de 1,91 metros de altura era la referencia en el juego interior del equipo donostiarra, pero una operación por una lesión en una rodilla puso el fichaje patas arriba. Vicky McIntery fue la elegida para sustituir a Alleyne, pero este fichaje tampoco dio sus frutos ya que la jugadora fue descartada a comienzos de la temporada.

Fue entonces cuando el IDK tuvo que replantearse quien ocuparía la décima ficha del equipo. Tras ver que la segunda operación de la rodilla no impidió a Alleyne estar fuera de la cancha por mucho tiempo, el club donostiarra no dudó en volver a ponerse en contacto con ella. Así, la jugadora de 22 años formada en Summit High School de su ciudad local vuelve a Donostia con ganas de demostrar que el IDK no se equivoca con su fichaje.

La llegada de la californiana se espera para el próximo lunes. Mientras tanto, la entrenadora Azu Muguruza no duda en avanzar que la incorporación de Alleyne supone «tener una referencia natural en la posición del cinco. Ahora estamos utilizando a Toch Sarr en esa posición, y aunque la verdad es que lo está haciendo bien, seguro que Jillian será nuestra referente interior e intimidador. Además, su llegada nos permitirá jugar de otra forma».

A pesar de que el equipo se muestra muy ilusionado por cerrar su décima ficha, la incorporación de la nueva jugadora es una incógnita tanto para sus compañeras de equipo como para la técnico donostiarra, que señala que «las incorporaciones a mediados de temporada son arriesgadas. El lunes, cuando llegue, veremos realmente como está, pero según hemos sabido, su última operación ha sido para limpiar la suciedad que tenía en la rodilla».

Alleyne ya está preparada para aterrizar en Donostia. Hasta la semana que viene está «entrenando a tope, y seguro que entre todos hacemos para que se acople bien al grupo». Ahora toca esperar a los próximos días, pero el IDK ya puede presumir de tener su equipo cerrado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos