Baloncesto

Lolo Encinas: «Necesitábamos una victoria y ante el Iberostar el equipo hizo un buen trabajo»

Lolo Encinas, en un entrenamiento del Sammic Iraurgi en Azkoitia./JOSÉ MARI LÓPEZ
Lolo Encinas, en un entrenamiento del Sammic Iraurgi en Azkoitia. / JOSÉ MARI LÓPEZ
Lolo Encinas Entrenador del Sammic Iraurgi

Busca fortalecer la defensa del Iraurgi para «poder competir» también fuera de casa, como este viernes en Huesca (21.00 horas)

MACARENA TEJADASAN SEBASTIÁN.

Lolo Encinas se reencontró en julio con uno de sus antiguos equipos, el Sammic Iraurgi. Desde entonces, el técnico donostiarra lleva las riendas del conjunto azpeitiarra en su primer año en LEB Oro y, a pesar de ser consciente de que el Iraurgi es «uno de los clubes con menor presupuesto», persigue «dar un paso más fuera de casa y pelear hasta el final. No podemos bajar los brazos». Después de encajar cinco derrotas consecutivas, los pupilos de Encinas se hicieron con la victoria en Azkoitia y vuelven a saborear las buenas sensaciones del inicio de liga.

- Tras cinco derrotas consecutivas, el Iraurgi por fin vio la luz el sábado ante el Iberostar Palma.

- Así es. Hemos pasado un momento un poco duro, con un calendario complicado y con varias lesiones. Necesitábamos una victoria y el equipo hizo un buen trabajo. Ganamos el partido y siempre hay más sonrisas cuando se gana. Los jugadores han vuelto con otra cara a entrenar y eso siempre está bien.

«El Levitec Huesca es un equipo que se parece a nosotros, si estamos serios podemos ganar»

«Quiero llegar a doce partidos ganados, que parece que puede ser la clave para la salvación»

- No solo ganaron, si no que además lo hicieron en Azkoitia y con toda la plantilla en la cancha.

- Fue un día muy bonito, diferente. Para el club era un día importante en homenaje a la gente de Azkoitia que había jugado con el equipo. Además, recuperamos a jugadores que habían estado ausentes las últimas semanas, como Gaizka Maiza e Ibon Guridi. Salió todo bastante bien. Estuvimos fuertes en defensa y nada más llegar vimos que había muy buen ambiente en el pabellón. El público se volcó. Fue un día redondo. Aunque en principio seguiremos en Azpeitia, sí que al club le gustaría jugar algún que otro partido más en Azkoitia.

- Van decimosextos en la liga, pero a tan solo un partido del séptimo. Además, el Sammic es el equipo que menos puntos ha recibido en lo que va de competición.

- Sí, al final la liga está muy igualada. Buscamos sacar victorias. Yo tengo en la cabeza intentar llegar a doce partidos, que parece que puede ser la clave para la salvación. Estamos mejorando un poquito atrás. Sobre todo en casa estamos mejor en defensa. Tenemos que dar un paso más en defensa fuera de casa, que ahí sí que encajamos demasiados puntos y es cuando los rivales se nos van con parciales que nos meten y nos cuesta volver al partido.

- Solo han ganado en una ocasión fuera de casa, pero fue contra el Carramimbre Valladolid -en la actualidad quinto en la tabla- en Pisuerga, una cancha complicada.

- Sí. Nos llaman 'la cenicienta de la liga', el equipo con menos presupuesto... Tenemos que pelear e intentar competir hasta el final. Fuera tenemos que dar ese paso que dimos en Pisuerga. Ahora hay dos salidas (Huesca y Logroño) en las que tenemos que ser capaces de competir y pelear por el partido. Para eso hay que mejorar atrás.

- Entonces, el mayor objetivo del Iraurgi en este momento es el de competir en cada choque.

- Eso es. Competir y que no bajemos los brazos. Ha habido un par de días en los que no hemos podido competir hasta el final y en los que nos hemos rendido muy pronto. Sabemos que vamos a perder partidos porque el nivel de la liga es muy alto, pero hay que estar cuarenta minutos luchando con el equipo.

- Este viernes se miden al Levitec Huesca (21.00 horas). ¿Cómo afrontan el encuentro?

- Al recuperar gente hemos subido el nivel de los entrenamientos. El otro día hubo jugadores que hicieron esfuerzo para poder estar en Azkoitia, tenemos que terminar de estar bien. La idea es dar ese paso adelante que necesitamos cuando jugamos fuera. Queremos estar ahí los cuarenta minutos con opciones de ganar. Al final, el Huesca es un equipo que se parece a nosotros, con un bloque nacional grande y gente joven con hambre. Creo que si estamos serios y mejoramos esos parciales que estamos encajando fuera de casa y somos capaces de mantenerlos podemos pelear por la victoria.

- Hace poco más de una década que subió al Iraurgi a la liga EBA. ¿Con qué diferencias se ha encontrado en la vuelta al club?

- Sobre todo me ha impresionado lo que ha crecido el club. Cuando yo estuve antes, el Iraurgi había pasado una época un poco difícil y aunque había varios equipos no tiene nada que ver con lo de ahora. El cambio ha sido brutal. Han pasado de un club pequeño a movilizar a muchísima gente. Es una locura los partidos que hay cada fin de semana.

- Además, el año pasado estuvo en Angola con el Recreativo Líbolo. ¿Hay mucha diferencia entre el modo de jugar de allí y de aquí?

- Sí, sí (ríe). No tiene nada que ver. Angola fue una experiencia muy diferente. Estaba en uno de los mejores equipos de África y de Angola. Hay muy pocas cosas parecidas. Por ejemplo, ahí se juegan los cuartos a doce minutos y aquí a diez, ni en cosas tan básicas como esta se parece. El baloncesto aquí es mucho más táctico, ahí mucho más físico e individual. Sobre todo, lo que más me impresionó fue que en Angola no sabías cuándo jugabas hasta quince días antes, ni la hora ni nada. Aquí todo está mucho más organizado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos