Eurobasket 2017

La décima y última de Navarro

Sergio Rodríguez, Juan Carlos Navarro y Pau y Marc Gasol./Efe
Sergio Rodríguez, Juan Carlos Navarro y Pau y Marc Gasol. / Efe

«Ha sido un placer defender estos colores y estoy muy orgulloso de despedirme así», reconoce el capitán de España

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

«Es una gran felicidad acabar de esta manera. Nunca hubiera soñado ganar tantas medallas», reconoció emocionado Juan Carlos Navarro, que este domingo defendió por última vez la camiseta de la selección española que ha vestido durante 17 años y con la que ha conquistado diez metales, con principio y final en Estambul, donde en 2001 también ganó el bronce europeo. «Me quedo con los buenos momentos, con el Mundial de 2006, el oro de Lituania (en el Eurobasket de 2011)... Pero, sobre todo, me quedo con que me llevo muchos amigos, muchos compañeros tanto dentro como fuera de la pista», reconoció el jugador más internacional de la historia del baloncesto español (253 partidos).

Más información

Manteado en el centro de la pista por sus compañeros tras ganar el bronce y felicitado de forma especial por su íntimo amigo Pau Gasol, Navarro hubiese deseado «que la despedida hubiera sido en la final y con otro color de medalla», pero admitió estar «muy contento» por este epílogo que se le ha permitido vivir y disfrutar después de muchas dudas en el inicio de la preparación. «Venía de estar lesionado con el Barça y nos las tenía todas conmigo», recordó ‘La Bomba’, que también temió en la recta final del partido por el tercer y cuarto puesto «que se podía fastidiar la fiesta». «Yo quería ganar el partido y hacerlo ganando, y estoy muy agradecido al equipo, porque lo han hecho realmente bien y me han ayudado a ganar otra vez una medalla», subrayó el veterano escolta catalán de 37 años.

El capitán de la selección puso punto final a su carrera con España con dos puntos (anotó su única canasta, de cuatro lanzamientos, a 4:57 del final del tercer período, para el 56-40, después de un cuarto de hora en la cancha), cuatro rebotes (defensivos), una asistencia, y tres pérdidas. Y en su último encuentro, en el que jugó 18 minutos, no lanzó ningún triple. Después de confirmar el sábado de forma oficial que el de la lucha por el bronce sería su último partido con España, el mítico Navarro reconoció haber pasado «un día y medio un poco raro» en el que no dejó de recibir «muchos mensajes de cariño». «Mis hijas me han enviado algunos muy chulos, y esos son los más importantes, pero ha habido muchos», desveló. «La gente respeta lo que he hecho por la selección», subrayó quien a partir de ahora echará «mucho de menos a esta familia».

Con tres oros, cuatro platas y tres bronces, Navarro se retira del equipo nacional después de haberlo decidido antes de que la selección se concentrase el pasado 28 de julio. Dos semanas después, el 15 de agosto, contra Venezuela, en el Madrid Arena, el jugador catalán batía el récord de Epi de 239 internacionalidades. «Decidí estar aquí este verano y aguantar hasta el final y estoy muy contento y orgulloso de haber podido despedirme así. Ha sido un placer defender estos colores», insistió, intentando aguantar las lágrimas, «porque hay muchos sentimientos a flor de piel y recuerdos de estos 17 años». «Todo esto lo llevo por dentro», reconoció el mayor talento que ha dado el baloncesto español, aunque el honor de mejor jugador nacional de la historia corresponda a Pau Gasol, que no dejó de luchar para que su amigo no se quedara sin el bronce.

«Esta medalla es por Juan Carlos, a quien queríamos brindar esta medalla, pero también por lo que estaban de baja por una razón u otra, por los que llevamos muchos años aquí y por los que acaban de empezar», comentó el mayor de los Gasol, en alusión, en este último caso, a los debutantes Juancho Hernangómez -una de las grandes revelaciones del Eurobasket-, Joan Sastre y Pierre Oriola. Jugadores de futuro pero también ya de presente de una selección que tendrá que ganarse sin jugadores de la NBA la clasificación para el Mundial de China 2019, y sin Eurobasket hasta 2021, ya que el campeonato ahora pasará a disputarse cada cuatro años.

La selección española, que ha ganado cuatro medallas en otros tantos Eurobasket con Sergio Scariolo en el banquillo, ya ha comenzado su obligado proceso de renovación y Navarro aprovechó para lanzar un mensaje a los aficionados. «La gente tiene que estar tranquila, porque los jóvenes vienen con mucha fuerza. Tendrán difícil igualar lo que hemos hecho, porque nos hemos juntado una generación ganadora con un ‘feeling’ increíble, pero hay selección para rato», garantizó ‘La Bomba’.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos