Baloncesto

Lyndra Weaver: «La renovación con el IDK me ha quitado un peso de encima»

Lyndra Weaver, tras un entrenamiento en el Gasca./MICHELENA
Lyndra Weaver, tras un entrenamiento en el Gasca. / MICHELENA

«Muy feliz» en Donostia, la norteamericana está centrada en alcanzar con el equipo donostiarra los puestos de playoff

MACARENA TEJADA

Doce equipos y nueve países. La trayectoria profesional del ala-pívot del IDK Gipuzkoa Lyndra Weaver (Washington, 1987) es amplia. Desde que en 2009 salió de su EE UU natal, no ha vuelto allí más que de vacaciones. Tras probar suerte en diferentes lugares, parece que a esta jugadora errante le ha enganchado Donostia -«sobre todo la playa»- y su IDK Gipuzkoa, del que es su referente ofensivo, con quien ha renovado por un año más.

- Acaba de renovar su contrato con el IDK para una temporada más. Una buena noticia para la afición donostiarra...

- No he pensado mucho en la renovación porque aún nos queda temporada. Todavía veo lejos la próxima campaña, pero creo que me he quitado un peso de encima al renovar. Ya no tengo que preocuparme por dónde voy a estar el año que viene, cómo va ser el equipo, el entrenador... Es una situación muy cómoda. Nada va a ser nuevo. Además, estoy muy feliz aquí.

- Quedarse dos temporadas consecutivas en el mismo equipo es casi una novedad para una jugadora como usted, que ha pasado por doce conjuntos y nueve países diferentes.

- Sí, sin duda. Es muy confortable no tener que ir de equipo en equipo. Además, en mi opinión, cuando quieres buscar una plantilla competitiva, que vaya a ganar, es importante mantener un mismo bloque para que exista esa compenetración y cohesión entre las jugadoras y la entrenadora. Es complicado crear ese ambiente con gente que cambia cada año.

- ¿Qué es lo que más disfruta de su estancia en San Sebastián?

- Lo que más me gusta es la playa, pero odio la lluvia. Siempre llueve (ríe). Otra de las cosas con las que disfruto mucho es con la comida. Me encanta comer. Adoro la gastronomía, cocinar, el marisco, el pescado... También la música y bailar.

- Sabe decir algunas palabras en castellano, como las necesarias para desenvolverse en la pista. ¿Cómo lleva el idioma?

- Puedo entender el castellano, pero me resulta muy complicado hablarlo. Sé las palabras que necesito para mi día a día y comprar lo que me haga falta.

- ¿Y el euskara?

- Nada de nada. Eso ya sí que es más complicado (carcajada).

- Lleva desde 2009 fuera de casa. ¿Uno se acostumbra a tener a la familia lejos?

- Creo que sí. Sé que en ocasiones a mi madre le gustaría hablar más conmigo, porque no nos llamamos cada día. Todos los días hago lo mismo y siento que no tengo nada nuevo que contarle si hablamos el día anterior. Diría que sí, que al final te acostumbras a vivir lejos.

- Promedia 15 puntos, 7,6 rebotes y 14 en valoración en 29:39 minutos. Es el referente ofensivo del equipo...

-Estoy bien, pero creo que podría hacerlo mejor. De todos modos, lo importante es el equipo y conseguir el objetivo de meternos en los puestos de playoff.

- Es muy exigente consigo misma.

- Así es. Me exijo mucho, por eso digo que podría dar más de mí. Nunca es suficiente. Muchas veces la gente me mira y me dice que no sonrío. Eso es porque he venido a ganar. No me gusta perder. Si pierdo, pienso en ello durante tres días seguidos porque la meta siempre es vencer.

- Entonces, para terminar la Liga orgullosa tienen que llegar a los playoffs.

- Sin duda. Definitivamente los playoffs son el objetivo del IDK este año. Si lo logramos y llegamos a las semifinales, entonces podré estar contenta.

- El camino pasa por vencer primero al Lointek Gernika el sábado en el Gasca (18.00 horas).

- Va a ser un partido difícil. Es un equipo complicado, muy bueno en defensa. Va a ser un choque muy arduo en cuanto al aspecto físico se refiere. Ellas tienen mucho fondo. Tenemos que ir preparadas mentalmente, ser fuertes en defensa y que no nos pueda la presión. Además, luego se nos juntan los partidos contra el Bembibre y Perfumerías Avenida. Tres encuentros en una semana y media. Estamos cansadas, pero esto es lo que nos va a ayudar estar en los playoffs. Si la mente está fuerte, el cuerpo lo estará también.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos