Baloncesto

Iurgi Caminos, el entrenador donostiarra del Baskonia

Caminos, sentado, durante el partido en Fuenlabrada./ZIPI/EFE
Caminos, sentado, durante el partido en Fuenlabrada. / ZIPI/EFE

En su primera experiencia en la Liga Endesa, Iurgi Caminos ejerce como técnico ayudante de Pablo Prigioni en el club alavés, rival el domingo del GBC

RAÚL MELEROSAN SEBASTIÁN

Va a ser complicado que se le olvide a Iurgi Caminos Usandizaga (Donostia, 1978) este pasado verano, ya que firmó un contrato para enrolarse nada más y nada menos que en el Baskonia, siendo uno de los tentáculos del debutante Pablo Prigioni.

El entrenador guipuzcoano cumplía así el sueño de recalar no solo en la Liga ACB, sino también de palpar en primera persona qué significa la Euroliga. Un reto mayúsculo para un hombre que respira baloncesto por los cuatro costados, con experiencia como primer entrenador en varios equipos de ligas menores, con algunos sinsabores en el extranjero y también con un paso por el Gipuzkoa Basket hace casi una década en LEB Plata.

Caminos está viviendo en sus propias carnes lo que implica estar dentro de una máquina que se llama Baskonia. Partidos cada tres días, innumerables viajes (en las últimas dos semanas ha jugado en Gran Canaria, Creta, Fuenlabrada y hoy en Tel Aviv) y máxima exigencia en un club donde el carácter se lleva en la sangre y cualquier cosa que no sea victoria, no es bien recibida. Y está claro que en este inicio de curso, con un triunfo en Liga sobre cuatro encuentros y una derrota en la Euroliga ante el Olyimpacos, la alarma ha empezado a sonar.

Caminos llegó al Baskonia como una petición expresa de Pablo Prigioni en su debut en los banquillos

A sus 39 años, ha estado al frente del Iraurgi y Araberri, y fue ayudante de Fisac en el GBC

De hecho, el partido del próximo domingo ante el Gipuzkoa Basket es para la escuadra de Prigioni un todo o nada. Si caen derrotados por los de Porfi y compañía, la situación clasificatoria se complicaría y también la distancia con los equipos de arriba tanto para el play-off como para la clasificación para la Copa a pesar de que no se ha cumplido un mes de competición.

Una gran trayectoria

La llegada de Iurgi Caminos al Baskonia fue una petición expresa de Pablo Prigioni, quien se ha querido rodear de gente de su confianza en lo que está siendo su primera experiencia como entrenador. El técnico nacido en Río Tercero no dudó en telefonear al preparador donostiarra, explicarle qué quería de él y preguntar si estaba dispuesto a embarcarse en una singladura del calado que tiene una temporada en el todopoderoso Baskonia. La respuesta de Caminos fue afirmativa y su presentación oficial junto con la del grueso del cuerpo técnico y médico del equipo azulgrana el pasado 21 de agosto fue el pistoletazo de salida de su nueva aventura.

El Baskonia es una entidad absolutamente hermética con los segundos espadas. Ni tan siquiera hubo declaraciones de Caminos en su puesta de largo. Tampoco de Sergio Valdeolmillos, quien arribó a la capital alavesa varias semanas después completando el staff técnico del equipo. En la web del cuadro alavés se pone en valor del entrenador donostiarra que es «uno de los referentes del baloncesto formativo, capaz de exprimir al máximo a las jóvenes promesas y trasladar su método a los más veteranos del equipo. La balanza perfecta para la escuadra baskonista».

El cuadro gasteiztarra es el punto álgido en su trayectoria después de haber sido ayudante de Porfirio Fisac en el GBC en LEB Plata, primer entrenador del Iraurgi de Azpeitia y del Araberri vitoriano, así como seleccionador de Euskadi en distintas categorías.

Fotos

Vídeos