Baloncesto

El Iraurgi, ante un doble reto con tintes históricos

Las chicas del Añares Rioja se toman con optimismo su arranque liguero el próximo sábado en Azkoitia. / MIKEL FRAILE
Las chicas del Añares Rioja se toman con optimismo su arranque liguero el próximo sábado en Azkoitia. / MIKEL FRAILE

Azpeitia y Azkoitia se preparan para el debut del Sammic en LEB Oro y para una temporada ilusionante de las chicas del Añares Rioja

RAÚL MELERO SAN SEBASTIÁN

. Ha comenzado la cuenta atrás en la comarca del medio Urola para que se lance el balón al aire. El Añares Rioja de Liga Femenina 2 y el Sammic Hostelería de LEB Oro arrancan la competición el sábado y el domingo, respectivamente, a las seis de la tarde. Las chicas jugarán en el polideportivo de Azkoitia y los chicos en el de Azpeitia.

«Para el pueblo el partido del domingo es histórico», relata Lolo Encinas, entrenador de la escuadra azpeitiarra. El Sammic va a debutar en la división de plata del baloncesto estatal, algo impensable para los responsables del equipo guipuzcoano hace un lustro. «Esperamos que haya un gran ambiente. Sales de entrenar y notas cómo la gente te anima y te dice que no se va a perder el partido ante el Coruña. Por eso pensamos que las gradas estarán a reventar».

El Sammic debutará en una Liga cuyo ganador el año pasado fue el Gipuzkoa Basket y por ahí suena algo más que hace algunas temporadas. Hay grandes jugadores, varios exACB y extranjeros con recorrido. El Sammic Hostelería no quiere ser la cenicienta de la competición aunque comparta con el Valladolid el cartel de recién ascendido. Para ello, Encinas advierte que «va a ser duro y difícil, eso lo tenemos asumido. De nuestros 17 rivales, 15 son capitales de provincia. Y los otros dos son el Manresa que viene de bajar y es campeón de la ACB y El Prat. La zona del Urola sería como un barrio del área metropolitana de El Prat, pero tenemos muchísima ilusión».

Ánimos desde Madrid

Una de las premisas que se ha puesto la escuadra presidida por Maier Lizaso es ofrecer en el polideportivo azpeitiarra un gran espectáculo. «Se podría decir que siendo novatos como vamos a ser, que la Liga nos respete. Queremos demostrar a la Liga que podemos competir a pesar de salir en inferioridad de condiciones, sobre todo presupuestariamente».

El gran núcleo de jugadores del Sammic es de casa: cuatro guipuzcoanos (Maiza, Zubizarreta, Guridi y García), un vizcaíno (Salazar), un riojano (Ruiz de Galarreta), más Portález y Víctor Serrano. El resto de jugadores son extranjeros (Kaminski, De Ciman y Bulic). «Es el valor que quiere el club, dar salida y protagonismo a los jugadores de casa», reconoce Encinas. «No concibo este deporte sin que sea alegre y vistoso para el espectador. Vamos a jugar con ritmo y con la plantilla que tenemos el triple creo que va a ser fundamental para nosotros».

En estos días previos, hasta el entrenador del Real Madrid, Pablo Laso, ha mandado ánimos y deseado suerte al Sammic desde su cuenta de Twitter. Encinas no oculta que algo así, hace un poco más grande a su equipo. «Todo el mundo sabe la relación que tengo con Pablo. Estuve cuatro años con él en el GBC y es una de las personas que más me ha enseñado. Tuvo un gran detalle y sé que al pueblo le ha hecho mucha ilusión». El debut liguero será ante el Leyma Coruña. «Va a ser complicadísimo. Tienen cinco jugadores exACB: Jorge Sanz, Hernández Sonseca, Sergio Olmos, Larry Abia y Dmitri Flis. Y uno de sus americanos, Trevor Cooney, jugó Euroliga con Baskonia. No vamos a rendirnos, eso está claro. Trataremos de utilizar nuestras armas y con la ayuda de la grada, dar mucha guerra».

Un buen sorbo para las chicas

En lo que respecta al Añares Rioja, la intención de su entrenador, Xabi Chico, es de «continuar un año más en la competición». Como ocurre con los chicos, la idea del club es «dar máximo protagonismo a las jugadoras de casa o que podamos pescar que sean de la zona. Obviamente, tenemos que incorporar a extranjeras que nos den ese salto de calidad».

La temporada pasada, el Añares acabó en undécima posición con diez triunfos. «Quizá haga falta un poco más para mantenerse este año, pero tenemos esperanza de que podemos lograrlo. Eso sí, fácil no va a ser». El técnico urretxuarra cree que «si jugadoras como Livermore o Harris están a un buen nivel y el resto responde, podemos tener un año muy bonito. Además, hay algunas jugadoras junior que están llamando a la puerta del primer equipo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos