Baloncesto

El IDK Gipuzkoa se hace con los servicios de Vickie McIntyre por la lesionada Alleyne

R.M. SAN SEBASTIÁN.

Como le ocurriera al GBC cuando tuvo que rescindir el contrato de Mike Carlson por lesión, el IDK Gipuzkoa se ha visto obligado a cortar a la pívot Jillian Alleyne ya que la recuperación de la jugadora estadounidense tras la rotura del ligamento cruzado de su rodilla izquierda no iba por buen camino. Por ello los rectores del club guipuzcoano han decidido incorporar a Vicky McIntyre, jugadora también estadounidense de 25 años y una altura de 2,01. Será la encargada de cubrir el juego interior del IDK junto con Toch Sarr, María Erauncetamurgil y Lyndra Weaver.

La jugadora llegará el viernes y en seguida se pondrá a las órdenes de Azu Muguruza para acometer las primeras sesiones de la pretemporada. El gran valor de McIntyre son precisamente sus más de dos metros de altura lo que le confieren ser todo un referente interior. Se formó en la universidad de Oral Roberts y la pasada campaña jugó en la liga belga e italiana.

En el país centroeuropeo defendió los colores del Kangoeroes donde hizo catorce punto y once rebotes de media por encuentro, en los ocho partidos disputados lo que ayudó a llevar al equipo a la final de la liga.

En su periplo en el país transalpino jugó con el Carispezia de la serie A italiana y también firmó dobles figuras: diez puntos y diez rebotes, en otros ocho encuentros. McIntyre fue drafteada hace tres temporadas por los Seattle Storm de la WNBA en el puesto número veinte.

Fotos

Vídeos