Baloncesto

El IDK Gipuzkoa nunca ha perdido en Zaragoza, su cancha talismán

El IDK Gipuzkoa nunca ha perdido en Zaragoza, su cancha talismán

R. M. SAN SEBASTIÁN.

Las horas que siguen a una derrota, y más cuando es en playoffs, suelen ser duras. Sin embargo el IDK Gipuzkoa está obligado a levantarse y afrontar de la mejor manera posible el encuentro definitivo de la primera ronda de los playoffs por el título que les volverá a llevar hasta Zaragoza, pasado mañana jueves (21.00 horas, Teledeporte) para enfrentarse al Mann Filter. En ese partido está en juego una clasificación histórica a semifinales para el conjunto guipuzcoano, que sería la mejor de su historia.

No se le ha dado mal, sino todo lo contrario, a las pupilas de Azu Muguruza jugar bajo el techo del pabellón polideportivo Eduardo Lastrada de la capital maña. De hecho se puede decir que es su pista talismán. Y no solo esta temporada. Desde que el IDK Gipuzkoa milita en la máxima categoría de la Liga femenina de baloncesto nunca ha perdido en la cancha del Mann Filter. Han sido cuatro encuentros de liga regular más el de playoffs disputado el jueves pasado en la pista aragonesa. En todos ellos el triunfo ha sonreído a las de Azu Muguruza pero, como se puede ver en la tabla de resultados más abajo, por diferencias bastante estrechas. También se da la circunstancia de que en los encuentros jugados en el Gasca, la victoria nunca se quedó en Donostia. Siempre voló a Zaragoza, con lo que en todos los partidos desde hace cuatro temporadas entre el Mann Filter e IDK Gipuzkoa, siempre ganó el equipo visitante. A buen seguro que las guipuzcoanas firman a día de hoy esta estadística y están a cuarenta minutos de no alterarla. Justo lo contrario que las zaragozanas, quienes han librado un 'match ball' en el Gasca y quieren tener ahora saque para llevarse la eliminatoria.

El físico, fundamental

El cansancio acumulado en las piernas de ambas plantillas puede ser fundamental para el devenir del encuentro. Las dos escuadras tienen muy marcados sus elementos importantes y los que aglutinan más minutos sobre la pista, así que ese punto de frescura, tanto en los músculos como en la mente, puede ser fundamental.

El equipo maño se basa en Ocete, Ferrari, Abalde y Barbee. Todas ellas con más de 35 minutos de media en la eliminatoria. La pívot exinternacional Lucila Pascua es la siguiente con 27 minutos sobre la pista. En el bando donostiarra solo Lyndra Weaver ha pasado más de treinta minutos en cancha durante los dos encuentros de playoffs. Onintza Aduriz jugó treinta minutos en Zaragoza, pero ninguna jugadora llegó a esa cifra en el Gasca. Cierto que hay mucho en juego y que es solo un paso hacia las semifinales, pero el físico será un aspecto fundamental para el resultado final.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos