Baloncesto

Apuesta «histórica» de la Diputación por el GBC y el Iraurgi

Nekane Arzallus, Goizane Álvarez y Maier Lizaso, ayer en la Diputación./
Nekane Arzallus, Goizane Álvarez y Maier Lizaso, ayer en la Diputación.

Los donostiarras conservan el papel de liderazgo dentro del territorio y los azpeitiarras se aseguran competir en LEB Oro

IMANOL TROYANO

La Diputación y los dos clubes profesionales del baloncesto masculino del territorio, el Gipuzkoa Basket y el Sammic Iraurgi, alcanzaron ayer un acuerdo para la ordenación del baloncesto guipuzcoano, por el cual los donostiarras consolidan el papel de liderazgo en Gipuzkoa y los azpeitiarras se aseguran la participación en LEB Oro la próxima temporada.

Pese a que ambos conjuntos lograran el ascenso en sus respectivas competiciones la pasada temporada, todavía no se podía confirmar la presencia tanto de GBC en ACB como del Iraurgi en LEB Oro, debido a la imposibilidad de los primeros de costear el canon requerido para competir en la máxima categoría del baloncesto estatal. Esta situación afectaba de forma indirecta a los intereses del Iraurgi, ya que en un primer momento la Diputación no contemplaba que los dos equipos coincidiesen en la misma categoría. Gracias al convenio rubricado ayer por las presidentas de ambos conjuntos, Nekane Arzallus (GBC) y Maier Lizaso (Iraurgi), y la directora foral de Deportes, Goizane Álvarez, se ha resuelto una de las incógnitas por aclarar. El Iraurgi recibirá una ayuda de 180.000 euros y asegura así su participación la campaña que viene en LEB Oro, suceda lo que suceda con el GBC. Así, el club de Azpeitia experimentará un incremento de 120.000 euros en la aportación que recibía hasta el momento por parte de la Diputación en LEB Plata, que era de 60.000 euros.

Despejado uno de los interrogantes que afligían al baloncesto guipuzcoano, todavía queda por conocer si el GBC competirá el curso que viene en ACB o repetirá en LEB Oro. Eso sí, gracias a este acuerdo, la entidad donostiarra conserva el papel de liderazgo dentro del territorio, coincida finalmente o no con el Iraurgi en la misma categoría.

Apoyo a los jóvenes talentos

También se desconoce la cantidad que recibirá el GBC el curso que viene. Dependerá de la categoría en la que compita. En caso de no poder materializar el ascenso administrativamente, los donostiarras mantendrían la ayuda de 250.000 euros por parte del ente foral.

Además, en este convenio que tendrá una vigencia de dos años y se prorrogará automáticamente si no existe disconformidad por alguna de las partes, ambos clubes se comprometen a colaborar y no competir para la adquisición de jugadores. Se espera que equipos guipuzcoanos de Liga EBA como el Ordizia y el EASO también se incorporen a un acuerdo, que pretende diseñar unos itinerarios de formación y desarrollo, y crear entornos adecuados para los jóvenes talentos del territorio. Diputación, GBC y Federación Guipuzcoana de Baloncesto conformarán una comisión tripartita -con Iraurgi como oyente- y se encargarán de dirimir sobre estas cuestiones.

El convenio suscrito incluye también diversas propuestas que tienen como objetivo impulsar el crecimiento de jóvenes promesas entre las que destacan la creación de un 'draft' guipuzcoano, un equipo sub 22 o la distribución de becas deportivas. Porfirio Fisac, el entrenador del GBC, ha sido el ideólogo de parte de estas iniciativas que recoge el acuerdo y que ha contado con la aprobación de su homólogo en el banquillo azpeitiarra, Iker Bueno.

La directora de Deportes de la Diputación, Goizane Álvarez, valora como «acuerdo histórico» el firmado ayer. Llevaban trabajando en él desde diciembre y ha sido «complicado» de cerrar. Álvarez pone el acento en que gracias a este convenio «los dos clubes que hoy en día ocupan la élite se comprometen a mirar hacia abajo y a dar una oportunidad a los jóvenes talentos guipuzcoanos».

Más

Fotos

Vídeos