Diario Vasco

BALONCESTO

Muguruza, satisfecha tras una gran temporada

Gaby Ocete defiende en un lance del partido en Ferrol, con Azu Muguruza al fondo.
Gaby Ocete defiende en un lance del partido en Ferrol, con Azu Muguruza al fondo. / JESÚS CRIADO
  • La entrenadora del IDK Gipuzkoa valora el rendimiento de la campaña, pero reconoce «la pena» de haber caído con el equipo diezmado debido a las lesiones

Ayer fue el primer día de vacaciones para la plantilla del IDK Gipuzkoa, después de haber alcanzado por primera vez en su historia los play-off por el título. Las donostiarras, con un equipo diezmado por las lesiones, cayeron con la cabeza muy alta y no dieron su brazo a torcer hasta el último segundo del tercer choque ante el Ferrol.

La entrenadora de la escuadra guipuzcoana, Azu Muguruza, descuelga el teléfono en pleno viaje de regreso a Donostia con la doble sensación de pena por la eliminación y satisfacción por la gran temporada que ha disputado, luchando además con una plaga de lesiones que le ha restado potencial en muchos partidos.

La entrenadora donostiarra reconoce que «voy repasando todavía acciones del partido de Ferrol. Es inevitable». El IDK, con apenas siete jugadoras, plantó cara al cuadro gallego y solo cedió en el cuarto final víctima del cansancio. Con todo, Muguruza habla de «sensación de pena porque hemos competido muy bien en el play-off, pero en el primer partido se nos lesionó en el hombro Adut Bulgak, luego cayeron Paola Ferrari y Iulene Olabarria. Ha sido una sensación de no llegar a estar todo el rato bien en este play-off».

Heridas aún por la última derrota, dentro de algunas fechas el balance de lo conseguido esta campaña será distinto al estar caliente el último partido jugado. «Sí, estamos muy contentas con la temporada que hemos hecho y haber llegado a jugar el play-off», apunta Azu Muguruza.

Ciertamente ha sido un año complicadísimo para la entrenadora donostiarra, con multitud de lesiones, problemas en la plantilla y el lógico cambio de jugadoras para tener un 'roster' mínimamente competitivo. «Después de cómo empezamos, de todos los problemas que hemos tenido a lo largo de toda la temporada, de no saber en vísperas de partido si podríamos contar con jugadores por las lesiones, hacer la segunda vuelta que hemos hecho, con los partidos que hemos jugado, creo que es un mérito increíble».

Llegar al límite

Muguruza solo tiene palabras de elogio para sus pupilas. «Sabíamos que el play-off era un objetivo complicado pero las jugadoras tenían mucha ilusión de intentarlo y la fuerza que han tenido de seguir trabajando es de subrayar».

Con la voz cansada por la tensión acumulada el cansancio del viaje, la entrenadora guipuzcoana esboza una sonrisa pensando qué hubiera supuesto pasar de ronda y medirse con el todopoderoso Perfumerías Avenida. «Ha sido todo tremendo. Tenía la sensación de que si seguíamos una ronda más igual me quedaba con solo tres jugadoras para afrontar las semifinales».

Muguruza cree que «mucha gente ha jugado al límite. Adut, con el hombro más 'pa allá que pa acá', Nadia, con la muñeca rota, Iuelene también... La verdad es que no tiene que sonar a excusa pero hemos tenido muchos problemas», argumentó. La fortaleza que ha mostrado el IDK está fuera de toda duda. Una fe espartana en todo lo que han hecho en esta increíble temporada. «Si todo lo que nos ha pasado, le ocurre a otro equipo igual se hubiera hundido y se mete en un pozo sin salida».

Tal es así que, como reconoce la preparadora donostiarra, «hemos tenido que cambiar la forma de jugar muchas veces», en referencia a los cambios efectuados en la plantilla y las bajas que ha habido a lo largo de las jornadas.

Un año histórico para el IDK que le afianza entre los mejores equipos de la liga femenina.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate