Atlestimo

Dos vidas y un mismo escudo

Compañeros y amigos. Iban Maiza y Jonathan Pérez abrazados en Soria. / DV
Compañeros y amigos. Iban Maiza y Jonathan Pérez abrazados en Soria. / DV

Tras casi dos décadas en la Real, Iban Maiza y Jonathan Pérez compiten hoy por última vez en la Liga de clubes

KAREL LÓPEZ

En cierta medida, se podría decir que los atletas Iban Maiza (21/09/1983) y Jonathan Pérez (23/06/1981) han llevado vidas paralelas. Amigos prácticamente desde el inicio de sus carreras deportivas, han vestido la camiseta de la Real Sociedad en las ligas de clubes desde comienzos de siglo. Más de quince años con el escudo txuri-urdin. Pero todo llega a su fin. Hoy, en Zaragoza, competirán por última vez en División de Honor, «al menos de forma oficial».

El pertiguista Pérez y el vallista Maiza -llegó a ser internacional absoluto con la selección española cinco veces- tienen en mente seguir compitiendo, aunque son conscientes de que tienen que ser las nuevas generaciones de atletas las que tomen el testigo. «Decimos que es nuestra última competición de Liga 'oficial' porque queremos dar un paso al lado y dejar sitio a siguientes generaciones en nuestras pruebas, pero al menos en mi caso quiero seguir en el atletismo como veterano y con otro nivel de exigencia. Si hay lesiones, ahí estaré para ayudar», explica el pertiguista, quien pasó a formar parte de la Real en 2000 procedente del Arrasate. Era júnior.

«El mayor logro a nivel de clubes, sin duda, fue el del año pasado. ¡Un podio en División de Honor! Y sobre todo por cómo lo peleamos», afirma Maiza, uno de los eternos capitanes de un club que lo pasó mal no hace demasiado tiempo. «Hace seis temporadas estuvimos a punto de bajar en Burgos y, fue ahí cuando logramos en una última prueba épica la salvación. En ese momento me di cuenta del sentimiento de pertenencia que tenía al equipo».

Él siempre ha sido atleta txuri-urdin. «Han sido tantos años..., pero ha llegado el momento. Cabeza y cuerpo van de la mano en esta decisión. Estoy orgulloso de haber aguantado tantas temporadas a este nivel. Igual he sacado más puntos que Xabi Prieto en ligas...», bromea. El debut del vallista fue en la temporada 2001, como el de Pérez. Siempre han sido compañeros de habitación, «desde el minuto uno», y esto les hace llegar a la conclusión de que se retiran «juntos» porque no se ven «capaces de compartir cuarto con otra persona».

Aunque uno sea vallista y el otro pertiguista, siempre lo han dado todo por el equipo, hasta el punto de lanzar. «Por lesiones, me ha tocado hacer hasta martillo. A Iban peso... Y, claro, el 4x100», destaca el veterano saltador, quien llegó a quedar segundo en el Campeonato de Europa Máster de este año. «Por cierto, nuestras marcas personales -Pérez tiene 5,10 metros y ha sido cinco veces quinto en Campeonatos de España, mientras que Maiza posee el récord vasco de 60 vallas con 7.82 y de 110 con 13.70 subiendo en múltiples ocasiones a podios estatales- llegaron el mismo fin de semana. Fue en 2006, curiosamente en Zaragoza».

Mil anécdotas

«Cuando empecé a destacar en categorías inferiores, clubes de primer nivel como el Chapín se interesaron por mí. Mi padre creía que no había mejor sitio que la Real, en casa, para crecer y progresar como atleta. Y llegó a decirle a la sección que estaba dispuesto a poner dinero de su bolsillo para que me retuvieran. Después, en 2006, llegó mi gran año. Estaba en marcas como para pelear y clasificarme para los Juegos Olímpicos, pero acabé con una lesión grave en el isquio y tuve que estar parado prácticamente un año y medio», recuerda el plusmarquista vasco.

«Hubo una Liga en la que hice tres nulos. De hecho, justo aquel día nos pasó a los dos pertiguistas de la Real. Cosas que pasan. Eso sí, han sido muchas las victorias individuales. La mejor, sin duda, en 2006 contra grandes equipos como el Barça, Chapín y Burgos. Salté 4,20 a la tercera y con apuros. Acabé ganando con 5 metros», relata el hombre que ahora entrena y compite junto al plusmarquista guipuzcoano Istar Dapena o la también pertiguista arrasatearra Malen Ruiz de Azua.

Historias tienen muchas y queda claro que, las de Iban Maiza y Jonathan Pérez son, sin duda, vidas ligadas a un club al que quieren, a un escudo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos